Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sector avícola: Cataluña pide que se retiren del mercado 1.000 toneladas de carne para evitar la caída de precios

Sector avícola: Cataluña pide que se retiren del mercado 1.000 toneladas de carne para evitar la caída de precios

El departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña ha pedido al MAPA la retirada del mercado de 1.000 toneladas de carne de pollo para evitar la caída de precios. En una carta enviada por la consejera Teresa Jordà al ministro Luis Planas solicita, además, mecanismos para poder congelar esta carne temporalmente hasta que pueda volver a salir al mercado.

La administración de la CCAA teme que en un escaso margen de tiempo se produzca una sobreproducción de carne de pollo que podría superar el 20% de la producción actual, lo que generaría un colapso y la caída de precios. Esas 1.000 toneladas podrían recuperarse en el futuro cuando el mercado se estabilice, por lo que de su coste, unos 2,25 M €, se recuperaría casi la mitad.

La consejera Jordán ha hecho esta petición al ministro teniendo en cuenta que el sector avícola catalán, especialmente el de carne de ave (pollo, pavo, codorniz...) comienza a verse seriamente afectado por la situación generada por el COVID-19.

En primera instancia, para que, con las condiciones de trabajo establecidas, los mataderos no pueden operar al 100% de su capacidad. Esto está provocando una saturación de las granjas, donde los animales superan los pesos comerciales y después no pueden entrar en la línea de matanza. Al mismo tiempo, este sector vive en los meses de primavera y verano su punto más álgido de demanda gracias al incremento que suponen las actividades de la hostelería, la restauración y el turismo, lo que este año no se producirá.

Si bien el consumo de carne de ave en los hogares puede mantener un cierto nivel estable no absorbe toda la producción que se genera en los ciclos productivos, que se planifican con mucha antelación.

En Cataluña, el sector avícola representa un porcentaje muy significativo de la producción final ganadera y de este sector viven muchos productores y un gran número de empresas relacionadas que podrían verse seriamente afectados por esta situación, la que puede terminar afectando el resto de España si no se establecen medidas urgentes.

Ovino, caprino y vacuno

El pasado 30 de marzo, la consejera Teresa Jordà hizo la misma demanda en relación con la carne de ovino, caprino y vacuno, que también se encuentran en la misma situación.

En aquella carta, la consejera de Agricultura solicitó al ministro Planas que pidiera a la Comisión Europa la ayuda para el almacenamiento privado de carne fresca o refrigerada de animales de la especie bovina de ocho meses o más y otra para la carne de ovino y caprino.

Esta ayuda se prevé en el Reglamento europeo de organización común de mercados de los productos agrarios, que establece que, en caso de que se produzca una perturbación de mercado como el actual, se pueda decidir la concesión de una ayuda para el almacenamiento privado de los productos, con la idea de que una vez se supere esta crisis puedan incorporarse de nuevo al mercado.

La medida debería solucionar el grave problema provocado por la caída de precios de estas carnes, que en el caso del ovino es de un 40%, seguido de cerca por el vacuno y el caprino, que marcan la misma tendencia. Reducción que también se ha producido en el consumo de estas carnes, que ha caído estrepitosamente.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados