Inicio / Noticias / El comercio cárnico de proximidad alerta que la situación del sector es crítica y pide soluciones

El comercio cárnico de proximidad alerta que la situación del sector es crítica y pide soluciones

Aunque las carnicerías y charcuterías siguen abasteciendo a la población, pese al paro de transportes, desde CEDECARNE alertan que la situación del sector es “crítica”, tras más de un año de subidas en los precios de las materias primas, la electricidad y la escasez de piensos, entre otros motivos.

“Temen que esto repercuta en los puestos de trabajo, que ya llevan dos años consecutivos de descenso”, advierten, y piden a las administraciones públicas que aporten “soluciones para evitar que se agrave la situación del sector, como consecuencia de un paro que viene a sumarse a todo lo anterior”.

La gran mayoría de las carnes y productos que se venden en los comercios cárnicos de proximidad provienen de ganaderías y proveedores locales o de cercanía. “Este hecho, en pleno paro de transportes, ha hecho que el sector continúe dando el mismo servicio a la población, sin excesivos problemas de abastecimiento en sus establecimientos, salvo en algunos productos concretos y algún retraso puntual en las entregas de sus tiendas online fuera de sus provincias, si bien el grosor de su actividad se encuentra en la tienda física generalmente”, indican desde la asociación de carniceros y charcuteros.

Pese a ello, María Sánchez, Secretaria General de CEDECARNE, ha querido recordar que la situación del sector de la carnicería-charcutería, el cual emplea a 58.108 personas en toda España, es “crítica”, y que el paro de transportistas “es una piedra más en el camino”, pues desde hace tiempo “acumulan pérdidas severas, derivadas de la subida de la electricidad -importante en el sector debido al uso que se hace de las cámaras de refrigeración- y los combustibles -para la venta online o la entrega de mercancías a clientes-, así como el encarecimiento de las materias primas y la escasez de piensos para alimentar a los ganados, lo que repercute en el precio de sus productos”.

Esta difícil situación, señala, “ha llevado a perder 2.000 puestos de trabajo en el sector en tan solo dos años”. Por ello, Sánchez recuerda que el sector necesita “la colaboración de las administraciones públicas para revertir esta pérdida de empleo, aportando soluciones a este conflicto, que, de prolongarse en el tiempo, pondría aún más en riesgo la supervivencia de muchas de las empresas del sector. Recordemos que el comercio de proximidad es un motor económico, que da vida a nuestros pueblos, barrios y ciudades”.

 

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba