Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Fallece Alberto Oliart, uno de los impulsores y defensores del cerdo ibérico

Fallece Alberto Oliart, uno de los impulsores y defensores del cerdo ibérico

Alberto Oliart, el que fuera uno de los fundadores de AECERIBER y su presidente durante 18 años, ha fallecido a la edad de 92 años, tras ser hospitalizado hace unos días al dar positivo por COVID-19.

Ante esta triste noticia, la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico ha querido reconocer públicamente la importante y esencial labor realizada por Oliart, “de gran transcendencia para el sector con sus ganaderos y sus industrias elaboradoras a través de su presidencia en AECERIBER”.

“Gracias a su capacidad de liderazgo, su generosidad, su entusiasmo, su amor desmedido por el campo y las razas autóctonas, sus enseñanzas y su amistad, Alberto Oliart permanecerá para siempre formando parte de la historia reciente del cerdo ibérico”, subrayan.

La Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico se fundó en 1984, “en plena lucha encarnizada para sobrevivir a los embates de la Peste Porcina Africana (PPA) que, sin hacer distinciones, acababa con las mejores piaras del ibérico en sus producciones extensivas en las dehesas”, recuerdan desde AECERIBER.

En este contexto Alberto Oliart tomó las riendas de la Asociación “consiguiendo un frente común entre el sector y la administración para combatir esta pandemia con el establecimiento de ayudas a los sacrificios obligatorios por la PPA. Fueron seis años de batalla permanente durante los cuales había que conocer nuestra raza autóctona desde el punto de vista productivo y genético. De ahí surgen los estudios que nos llevaron a descubrir el extraordinario patrimonio genético que representan las diferentes variedades de la raza, algunas de ellas en peligro de extinción, con la excepcional colaboración del INIA en Madrid”, explican.

Por aquel entonces, Alberto Oliart, natural de Mérida (Badajoz), disponíade reproductores Retintos y Torbiscales “defendiendo el valor de ambas variedades y los efectos positivos del cruzamiento entre ambas hasta el punto de superar las ventajas productivas de los cruces con razas foráneas manteniendo la pureza racial como objetivo prioritario”. “Sin duda fue un visionario que supo apreciar el valor de una raza autóctona singular que además de valorizar el patrimonio genético representaba el mejor instrumento para la protección del ecosistema de la dehesa”, recuerdan desde la asociación.

Gracias a su “ímpetu y dedicación sin límites” Alberto Oliart “promovió y defendió al cerdo ibérico hasta posicionarlo donde está ahora mismo”. El primer Simposium del cerdo ibérico se realizó a instancias suyas en 1992 y gracias a esta iniciativa se gestaron nuevos estudios científicos en las Universidades de Córdoba, Extremadura, Salamanca y un largo etcétera.

Oliart también impulsó la constitución de una Agrupación de Productores Agrarios en el seno de AECERIBER –hoy constituida en cooperativa IBERCOM–. “Ante los vaivenes del mercado del ibérico fue uno de los impulsores de la empresa Señorío de Montanera y AECERIBER obtuvo un reconocimiento de la Unión Europea por la defensa del cerdo Ibérico con el Premio ‘Pica en Flandes’. Como no podía ser de otra manera también centró sus esfuerzos en el terreno gastronómico poniendo en valor las carnes frescas del cerdo ibérico que hoy día gozan de una excelente reputación”, explican desde AECERIBER.

“Su capacidad nunca tuvo límites; su afán por la defensa y promoción de nuestra excelente raza autóctona ha sido el inicio de una nueva etapa sectorial que ahora reconoce las virtudes y peculiaridades del cerdo ibérico y la necesaria protección de su nombre y su conjunción con las dehesas”, concluyen.

Exministro y expresidente de RTVE

Además de su faceta ganadera, Alberto Oliart tuvo un gran papel en la historia de nuestra democracia, donde fue ministro de Defensa, Sanidad y de Industria y Energía, entre 1977 y 1982 en los sucesivos gobiernos de UCD.

Oliart era abogado del Estado y entre 1965 y 1968 fue director administrativo y financiero de RENFE y secretario general. Posteriormente regresó al cuerpo de abogados del Estado en el Tribunal Supremo.

En 1973 dejó el Supremo y fue nombrado director general del Banco Hispano Americano durante cuatro años.

En 1977 fue nombrado ministro, sucesivamente, de las carteras de Industria y Energía, Sanidad y Seguridad Social y Defensa, tanto con Adolfo Suárez como con Leopoldo Calvo-Sotelo, hasta 1982 cuando el PSOE accedió al Gobierno.

Hasta 2009 se dedicó a la abogacía y fue miembro de la Comisión Ejecutiva del Banco Hispano Americano hasta 2009.

Finalmente, entre 2009 y 2011 fue el presidente de Radio Televisión Española, su último cargo público.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados