Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Estudio de la Comisión Europea: El etiquetado de la carne puede confundir a los consumidores

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Estudio de la Comisión Europea: El etiquetado de la carne puede confundir a los consumidores

Los consumidores europeos no comprenden adecuadamente la información de las etiquetas de los productos cárnicos, por lo que no puede concluirse que dicha información pueda considerarse totalmente exacta, clara y útil tal como la entienden en la práctica los consumidores, y es posible que algunos de ellos sean engañados (sin pretenderlo).

Esta es la principal conclusión del estudio 'Evaluation support study on mandatory indication of country of origin labelling for certain meats' realizado por la Comisión Europea, que puede descargarse desde este enlace a nuestra área de descargas de legislación y documentos de interés del sector cárnico.

¿Consideras que el etiquetado crea confusión en el consumidor?
Total 29 Votos

Información importante

Los consumidores perciben el etiquetado de origen de la carne como una forma de comunicar atributos de credibilidad como la seguridad y la calidad, por lo que se considera que el etiquetado del país de origen es una información importante en el punto de venta.

Sin embargo, pese a que no hay dudas en cuanto a la exactitud de la información que se ofrece, la comprensión de las definiciones utilizadas se ha comprobado que es escasa, lo que lleva a la existencia de dudas sobre su interpretación por parte de los consumidores. En particular, hay una escasa comprensión del término 'Criado en...', definido en el artículo 5, a pesar de la amplia aceptación de la propia definición por los consumidores.

Por ello, se recomienda considerar la posibilidad de realizar o apoyar campañas de información para que los consumidores comprendan mejor el etiquetado de origen. Tal vez sea necesario que esa campaña se centre en determinados Estados Miembros y/o tipos de consumidores para maximizar su impacto. Toda campaña debería dejar en claro la igualdad de condiciones de la UE en materia de seguridad y calidad de los alimentos.

Otras conclusiones del estudio son:

  • La información proporcionada a los consumidores se considera fiable (aunque la interpretación que hacen de ella los consumidores es fundamental).
  • No se han notificado problemas sistémicos en cuanto a la capacidad de las autoridades competentes para comprobarlo.
  • Los interesados (ya sea la industria, las autoridades competentes o las organizaciones de consumidores) de algunos Estados Miembros han observado que la omisión de la carne a granel (no preenvasada) y de la carne ligeramente procesada en el ámbito del Reglamento puede hacer que algunos consumidores sean inducidos a error, dado también que el etiquetado de origen es obligatorio para la carne de vacuno vendida a granel en virtud del Reglamento (CE) Nº 1760/2000.
  • En algunos Estados Miembros se han adoptado iniciativas para subsanar las 'lagunas' percibidas.
  • Aunque los planes voluntarios que comunican el origen están muy difundidos y se utilizan ampliamente para satisfacer la demanda de información de los consumidores y obtener una ventaja competitiva, el uso de normas nacionales obligatorias adicionales no está muy extendido.
  • Esto sugiere que existen mecanismos adecuados a nivel de los Estados Miembros para abordar las 'lagunas' percibidas y que se adoptan cuando se considera apropiado.
  • En el caso de la carne procesada, a partir del 1º de abril de 2020, la procedencia se etiqueta con arreglo al Reglamento de aplicación de la Comisión (UE) 2018/775, en el que la carne es el ingrediente principal y su procedencia difiere de la procedencia anunciada del productor. Por consiguiente, se recomienda utilizar la experiencia adquirida en la aplicación del Reglamento (UE) 2018/775 para evaluar la medida en que éste aborda la disposición sobre el etiquetado de origen percibido como âgapâ para la carne ligeramente elaborada. El Reglamento se aplicó sin cargas innecesarias (véase eficiencia) en la cadena de suministro de carne, facilitada por las excepciones; así como en el comercio, la administración y el medio ambiente. Por consiguiente, se recomienda que se mantengan las excepciones.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados