Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Carne de caballo: sin fenilbutazona, pero hay fraude en un 4 por 100 de las muestras
<p width=En Reino Unido se encontró carne de caballo en las lasagnas de Findus

" >

En Reino Unido se encontró carne de caballo en las lasagnas de Findus

Carne de caballo: sin fenilbutazona, pero hay fraude en un 4 por 100 de las muestras

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad han trasladado el pasado 15 de abril a la Comisión Europea los resultados de los análisis efectuados para determinar el alcance del fraude del ADN de caballo en productos etiquetados como vacuno, unos datos que se unirán a las 2.250 pruebas de ADN realizadas en alimentos procesados de toda la UE.

En España se ha detectado un 4 por 100 de ADN de equino en las 189 muestras analizadas mientras que no ha habido ningún positivo en los análisis efectuados para detectar el medicamento fenilbutazona, prohibido para animales destinados a consumo humano, de los que se han analizado 108 muestras.

De esta manera España cumple la Recomendación de la Comisión Europea de 19 de febrero de 2013 sobre un Plan coordinado de control para establecer la prevalencia de estas prácticas en la comercialización de determinados alimentos. Este plan se ha llevado a cabo durante el mes de marzo en los Estados miembros.

En España, se han llevado a cabo actuaciones coordinadas por parte de las Autoridades de Seguridad Alimentaria, Consumo y Fraudes tanto de los Ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como de las Comunidades Autónomas, para dar cumplimiento al programa de control coordinado establecido en la mencionada Recomendación.

España ha realizado un 26 por 100 más de pruebas de las determinadas por Europa y las muestras han sido analizadas en el Centro de Investigación de Control de la Calidad del Instituto Nacional de Consumo del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad y en el Laboratorio Arbitral Agroalimentario, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En los casos en los que se ha detectado fraude se han adoptado las medidas oportunas por parte de las Autoridades competentes para evitar que estos productos, con identificación incorrecta, continúen en el mercado. Por otra parte se están realizando las actuaciones de seguimiento correspondientes para la identificación del origen del presunto fraude.

En cuanto a las pruebas sobre la presencia de fenilbutazona, se han efectuado análisis en un total de 108 muestras, superándose ampliamente el número mínimo de muestras a realizar en el marco de este programa coordinado. Las analíticas se han realizado en el Centro Nacional de Alimentación. Al no haber pruebas positivas, se descarta la existencia de un problema en materia de seguridad alimentaria.

Por su parte, Facua-Consumidores en Acción ha exigido al Gobierno que publique la lista de marcas que están ofreciendo a los consumidores productos con derivados del caballo etiquetados como si fuesen de ternera ya que, a su juicio, mantener en secreto el nombre de las empresas afectadas convierte al Ejecutivo en “corresponsable de un enorme fraude” alimentario.

Un portavoz del Ministerio de Agricultura ha precisado que, de los 8 casos, los seis que dependen de su departamento se encuentran en Castilla-La Mancha (tres), Castilla y León, Murcia y Asturias (uno cada uno). Se trata de análisis realizados en industrias cárnicas, bien de procesado o proveedores. Los dos casos restantes dependen del Ministerio de Sanidad, puesto que es Consumo quien los ha detectado directamente en los lineales de los supermercados.

Una portavoz del Ministerio de Sanidad, del que depende Consumo, ha añadido que las dos muestras que han dado positivo al final de la cadena de distribución, es decir, en los comercios, se han encontrado en Madrid y Cataluña. Ni en Agricultura ni en Sanidad han querido dar los nombres de las empresas ni las marcas en las que se ha encontrado ADN de caballo en productos etiquetados como vacuno.

Los dos ministerios han asegurado que “se han adoptado las medidas oportunas por parte de las Autoridades competentes para evitar que estos productos, con identificación incorrecta, continúen en el mercado”.


Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados