Inicio / Sostenibilidad / Mataderos Salamanca apuesta por la energía fotovoltaica para reducir sus emisiones de CO2
El proyecto permitirá a Mataderos Salamanca cubrir 15 % de sus necesidades energéticas.

Mataderos Salamanca apuesta por la energía fotovoltaica para reducir sus emisiones de CO2

Por Redacción

Mataderos Salamanca, empresa dedica al sacrificio y despiece de ganado porcino, ha puesto en marcha una planta solar para autoconsumo en sus instalaciones de Mozárbez (Salamanca) que le permitirán reducir las emisiones de carbono que se producen en su cadena de suministro en 116 toneladas cada año, el equivalente a la capacidad de absorción de casi 700 árboles/año.

El proyecto cuenta con cerca de 630 módulos fotovoltaicos en la cubierta coplanar de la nave y ocupan una superficie de más de 1.200 m2. En concreto, la instalación cuenta con una potencia total de 340 kWp y permitirá producir alrededor de 500.000 kWh/año, cubriendo un 15 % de sus necesidades energéticas.

Juan Manuel Vicente Pérez, gerente de Mataderos Salamanca, ha señalado que “la instalación de las placas es un compromiso de sostenibilidad y protección del medio ambiente, un paso en la reducción de la huella de carbono. Es, también, un ejemplo para que otras empresas del sector cárnico adopten medidas sostenibles, además de beneficiar la reducción de costes de energía y mejorar la rentabilidad”.

Con la incorporación de energía solar de kilómetro cero, explican desde Edesa X, empresa encargada de llevar a cabo el proyecto, “la compañía sigue ampliando el cumplimiento del Alcance 3, la categoría voluntaria del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociada a las emisiones indirectas”.

Jaime Villaverde, responsable B2B de Endesa X en Castilla y León, ha señalado que “la apuesta de Mataderos Salamanca por la energía fotovoltaica es una apuesta por la sostenibilidad y la reducción de emisiones de CO2 que les ayudará a seguir manteniendo el alto grado de calidad ya existente y mejorar su competitividad mediante la fijación de costes, disminuyendo así su dependencia de los mercados energéticos. La instalación fotovoltaica supone ganar autonomía y un activo inherente que les permitirá trabajar con clientes concienciados con el medioambiente y que busquen proveedores con una baja huella de carbono. En definitiva, les priorizará en un sector que cada día exige más calidad no solo en el producto, sino en los procesos productivos”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio