Inicio / Sector / Porcino / Miguel Ángel Higuera (ANPROGAPOR): “Hay que seguir trabajando en la calidad sanitaria de nuestros productos para mantener nuestras exportaciones”
Miguel Ángel Higuera, en un momento de su participación del webinar.

Miguel Ángel Higuera (ANPROGAPOR): “Hay que seguir trabajando en la calidad sanitaria de nuestros productos para mantener nuestras exportaciones”

Por Beatriz DeparesResponsable de contenidos de Cárnica

“En un contexto, a nivel internacional, competitivamente delicado, la calidad sanitaria de nuestros productos nos está ayudando a mantener, o por lo menos, no perder tanto como otros, las exportaciones“, señala Miguel Ángel Higuera, director de ANPROGAPOR.

Tal y como señaló el director de ANPROGAPOR, que participó en un webinar organizado por Cajamar sobre los desafíos y oportunidades del sector porcino en 2024,  “en el mercado mundial de porcino va a haber un poquito más de tensiones a nivel de importaciones y exportaciones“. Según recordó Higuera, las previsiones de producción del USDA marcan una pequeña reducción mundial de la producción, principalmente en China, además de una reducción de la demanda de productos por parte del país asiático.

En un momento “difícil”, como el que el sector está viviendo ahora, y en el que además los precios del porcino son altos, España tiene “un factor diferencial que es el de la seguridad”.

La importancia e la calidad sanitaria

“A veces, cuando hablamos a nivel de mercados internacionales, intentamos dar propiedades cualitativas y cuantitativas a nuestros productos como el  bienestar animal o la protección del medio, pero desafortunadamente los países terceros por esos aspectos no nos compran carne. Principalmente nos compran por las garantías sanitarias que nosotros les proporcionamos”, subrayó Higuera.

En este aspecto, “tanto España como la Unión Europea sí que tiene un posicionamiento diferencial más importante que nos está manteniendo esa diferencia de poder exportar a otros mercados que objetivamente, si comparamos el precios que nosotros tenemos con Brasil, Brasil nos debería arrasar. Y, aunque es cierto que en muchos países está entrando por precio, pero en otros sí que estamos nosotros entrando”.

“Ojalá pudiéramos vender carne por bienestar animal, por protección al medio ambiente, por las relaciones laborales y los incrementos de los costes…pero eso no nos asienta nuestras exportaciones, pero sí la calidad sanitaria de nuestros productos. Y en eso, yo creo que tenemos que seguir trabajando”, recuerda el director de ANPROGAPOR.

“Europa está poniendo cada vez más difícil la producción porcina europea”

En opinión de Higuera, “ahora mismo, nos estamos enfrentando a demasiados problemas burocráticos dentro de la Unión Europea. “Por un lado, tenemos una nueva normativa de medicamentos veterinarios que ha entrado en vigor en 2021, con lo cual más dificultades de tratamiento y más dificultades de hacerlo”. Por otro lado, añade, “tenemos encima de la mesa la política de deforestación, que entra en vigor el año que viene y todavía no tenemos muy claro cómo vamos a poder trazar para poder importar la soja, que obviamente tenemos que importarla, porque tenemos un déficit proteico vegetal en la Unión Europea que no podemos hacernos con ello. Y desde lapropia UE nos estamos estrangulando a nosotros mismos”, considera Higuera.

Por otro lado, “tenemos la normativa de bienestar animal a nivel de granja”, paralizada hasta la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán del 6 al 9 de junio. “Tenemos la del transporte, que entre que, si se hace, se aprueba y se publica pasarán como mínimo 3 o 4 años, entiendo”.

Además, en España “a nivel de bienestar animal, el año que viene tenemos un nuevo Real Decreto que entra en vigor con cambio de reducciones en los metros cuadrados, y si no conseguimos armonizar bien la implementación esto va a suponer unas reducciones de capacidades de producción, simplemente a nivel de España”.

A todo ello se añade que hace “casi dos semanas el Consejo Europea ha aprobado el tema de las emisiones industriales, con lo cual se bajan los niveles a partir de los cuales las granjas tienen que tener una autorización ambiental integrada y van a entrar un grupo de granjas de un tamaño medio, tirando a pequeño que cuando vean todos los requisitos que tienen que cumplir, creemos que va a afectar muy seriamente la viabilidad de las granjas y no desde el punto de vista económico de cuánto cuesta sino si puedo cumplirlo o no puedo cumplirlo”, advierte.

Todo este conjunto de normativas que se avecinan dentro de la Unión Europea “se están solapando todas en un contexto complicado” y la reacción a todo ello “es la que estamos viviendo: una reducción de producción muy importante”.

La lentitud de los trámites burocráticos, un hándicap para la producción porcina

En opinión de Higuera, aunque cada país europeo tiene sus propios motivos, es decir que la reducción de la producción de porcino en Alemania tiene que ver con la PPA, la de Holanda por temas ambientales y la de Dinamarca por cierre de mataderos, “en conjunto y particularmente no estamos dando una respuesta correcta para potenciar la producción sino todo lo contrario: descenso de la producción porcina en Europa debido a nuestras propias restricciones“.

A ello, se le suma, recuerda Miguel Ángel Higuera, “la gran dificultad” que hay en España “para poder ejecutar proyectos y ser aprobados” en comparación con otros países. “Uno de los hándicaps que tenemos es la lentitud de los trámites burocráticos a la hora de obtener licencias o autorización para una granja, y eso destroza cualquier inversión”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio