Inicio / Opinión / Necesitamos voces autorizadas que destaquen la realidad de nuestra industria
Necesitamos voces autorizadas en nuestra industria

Necesitamos voces autorizadas que destaquen la realidad de nuestra industria

A raíz de un pequeño debate generado en una red social que promovía el aumento de las dietas veganas, me sorprendió bastante leer la opinión de un director de un medio de comunicación ajeno a la industria alimentaria, que argumentaba su apuesta por un futuro vegano con mensajes como que los animales sienten, lloran y se ponen tristes igual que nosotros, los humanos. Y añadía que sus vidas valían lo mismo que la suya y la de cualquiera. Y, por supuesto, por estos motivos el futuro no podía ser otra cosa que vegano.

Me sorprendió leer algo así de alguien que, supuestamente, tiene una edad y una formación como para pensar que sus opiniones van a ser algo más profundas que las de un niño de seis años, que aún no sabe muy bien que la propia naturaleza está concebida para que exista la muerte de unos animales por otros y que, de hecho, es fundamental que sea así para el equilibrio de los ecosistemas.

Pero bueno, el caso es que esto me llevó a reflexionar sobre cómo la sociedad de nuestro país recibe información sobre nuestra industria, ya que se encuentra inundada por una variedad enorme de mensajes que van, desde la promoción apasionada de muchas de las empresas que se encuentran dentro del sector, hasta las advertencias apocalípticas de aquellas voces que intentan menoscabar su reputación por motivos e intereses muy diversos.

Existe mucha falta de información

El caso es que, como se ha dicho ya en más de una ocasión, la necesidad de comunicar todas las cosas buenas que hace esta industria y las empresas que la componen es un menester realmente evidente, puesto que existe muchísimo desconocimiento al respecto, como creo que todos comprobamos en nuestro día a día.

Sin embargo, cuando se realiza una promoción directa sobre las bondades del sector cárnico por parte de empresas, asociaciones o medios afines, aunque es algo comprensible, puede generar escepticismo y el mensaje al final no cala entre la gente ajena a esta industria.

Es en este contexto donde la figura de voces autorizadas, como médicos, científicos o investigadores, adquiere un papel fundamental. Estas personalidades, ajenas al sector, poseen la credibilidad necesaria para transmitir mensajes beneficiosos sobre la industria cárnica, sus empresas y sus productos.

Su autoridad se basa en el conocimiento profundo de la materia y en la objetividad que aportan a sus declaraciones y, por eso, cuando un médico respalda los beneficios nutricionales de ciertos tipos de carne con estudios científicos revisados, el impacto del mensaje es mucho más profundo y duradero.

Necesitamos voces autorizadas en nuestra industria

Mensajes desinteresados, tienen mayor recorrido

Estas voces autorizadas no sólo están fuera del ámbito de intereses comerciales, sino que también son capaces de comunicar la información de manera efectiva para el público en general. Si además estos profesionales fueran expertos del mundo de la educación o la comunicación, ya sería aún mejor, puesto que pueden traducir datos científicos complejos en mensajes accesibles, promoviendo así una comprensión más amplia y clara.

Además, la innovación tecnológica se erige como otro pilar fundamental en esta discusión y, por eso, la participación de expertos en tecnología aplicada a la producción cárnica puede arrojar luz sobre avances que no sólo optimizan la eficiencia y calidad del producto, sino que también promueven prácticas más respetuosas con el medio ambiente y la salud animal. Incorporar estas voces en el diálogo público contribuye a desmitificar estereotipos y a destacar los esfuerzos del sector por evolucionar hacia métodos más sostenibles.

Asimismo, la colaboración con chefs y expertos culinarios, que se hace ya en muchos ámbitos, desempeña un papel esencial, ya que estos profesionales, además de destacar las cualidades gastronómicas de la carne, deberían abogar por prácticas de cocina que sirvan para tener una apreciación más profunda de la calidad de los productos cárnicos.

Por otro lado, también es importante destacar que no debemos depender exclusivamente de un grupo reducido de doctores, investigadores o expertos para transmitir estos mensajes, ya que el abuso de las mismas voces puede llevar a la pérdida de su impacto y autoridad.

Necesitamos voces autorizadas en nuestra industria

Destacar todo lo bueno que hace la industria

Sobre todo, la diversidad de personas ajenas al sector y conocedoras de lo que hablan servirá para enriquecer la conversación y evitará que se perciba como una estrategia de marketing repetitiva.

En definitiva, urge que nuestra industria implemente esta estrategia de forma generalizada y constante, porque yo mismo comprobé cómo lo que yo le dijera al director de ese medio que he mencionado al principio de este texto era totalmente ignorado desde el momento en el que supo que yo formaba parte de este sector. Por eso, necesitamos urgentemente esa labor didáctica y requerimos actores entendidos de fuera para que hagan comprender a la ciudadanía lo que es la realidad de esta industria.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio