Inicio / Noticias / Las empresas del sector porcino, firmemente comprometidas con el objetivo de alcanzar un impacto climático neutro en 2050

Las empresas del sector porcino, firmemente comprometidas con el objetivo de alcanzar un impacto climático neutro en 2050

Las empresas del sector porcino están totalmente comprometidas con el objetivo de alcanzar un impacto climático neutro en 2050. Así lo ha puesto de manifiesto Cristina Marí, del departamento de Sostenibilidad de INTERPORC, durante el seminario web ‘Sostenibilidad en la industria cárnica: elementos esenciales’.

En este sentido Martí señaló que “en la Interprofesional trabajamos para cumplir el compromiso que nos hemos marcado de alcanzar en el porcino un impacto climático neutro en 2050 en consonancia con lo establecido en el Pacto Verde Europeo. Por ello, es una gran satisfacción contrastar en estos webinarios que las empresas del sector se han sumado con convencimiento total a esta iniciativa”.

En este seminario web, el tercero que organiza INTERPORC sobre esta materia, diferentes expertos han expuesto algunas soluciones para que las industrias cárnicas obtengan mejoras en su eficiencia energética, reutilización del agua y empleo de envases plásticos.

Por ejemplo, Carlos Ballesteros, director general de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE), expuso, entre los posibles recursos que tienen las empresas cárnicas para abordar mejoras en sostenibilidad, los contratos EPC, que “ofrecen la posibilidad de recuperar parte del ahorro desde el inicio del contrato y el total al final”.

Asimismo, aclaró que “los Certificados de Ahorro Energético no son ni tasas, ni impuestos, ni derechos de emisión de CO2, ni subvenciones. Son un activo que permite mejorar el rendimiento de las inversiones en eficiencia energética”.

Por su parte, Javier Donato, director de SITRA, se refirió a las acciones que se pueden realizar en materia de agua para mejorar la sostenibilidad, que pasan por “ajustar las calidades del agua que se emplea en cada proceso; regenerar y reutilizar; seleccionar tecnologías más sostenibles; y buscar soluciones agua-residuos-energía”. Además, hizo especial hincapié en “la digitalización para poder medir adecuadamente el consumo de cada proceso ya que ese es el principio para poder mejorarlo”.

Por último, Mariana Reina, técnico legislativo del departamento de inteligencia competitiva y estratégica de Aimplas, repasó la evolución de la legislación europea y española sobre plásticos, y recordó que “los objetivos actuales son reducir el peso de los residuos de envases respecto a 2010 en un 13 % en 2025 y un 15 % en 2030; y conseguir ese último año que todos los envases sean 100 % reciclables, además de reutilizables siempre que sea posible”.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba