Inicio / Noticias / Ya son dos los granjeros afectados por gripe aviar en España

Ya son dos los granjeros afectados por gripe aviar en España

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado la detección de otro trabajador infectado por influenza aviar en la misma explotación avícola de Guadalajara. A igual que el caso del primer trabajador infectado, este tampoco ha presentado ningún síntoma.

Según apunta la OMS, la detección de influenza aviar en estos individuos probablemente se debió a la exposición a aves de corral infectadas o ambientes contaminados. 

Hasta la fecha no se ha identificado evidencia de transmisión de persona a persona del virus de la influenza aviar.

Desde 2003 hasta el 21 de octubre de 2022, se han notificado a nivel mundial un total de 868 casos humanos de infección por influenza A (H5N1), incluidos estos dos casos, y 456 muertes en 21 países.  Hasta la fecha se han notificado en Europa un total de tres casos humanos de infección por gripe A (H5N1), un caso del Reino Unido en 2021 y dos casos de España en 2022.

Debido a la naturaleza en constante evolución de los virus de influenza, la OMS continúa enfatizando en la importancia de la vigilancia global para detectar y monitorear los cambios virológicos, epidemiológicos y clínicos asociados con los virus de influenza emergentes o en circulación que pueden afectar la salud humana (o animal) y el intercambio oportuno de virus para la evaluación de riesgos.

Cronología de los casos

El pasado 27 de septiembre, el Ministerio de Salud Pública notificó a la OMS un caso de gripe A (H5N1) en un trabajador de una explotación avícola de la provincia de Guadalajara. El 20 de septiembre se confirmó en la explotación un brote de gripe aviar A (H5N1) en aves de corral. Posteriormente, se recolectaron muestras nasofaríngeas de los 12 trabajadores agrícolas el 23 de septiembre y se detectó el virus de la influenza A (H5N1) en una muestra de uno de los trabajadores (un hombre de 19 años) el 27 de septiembre. Permaneció aislado hasta el 28 de septiembre cuando una segunda muestra dio negativo por RT-PCR. El 28 de septiembre se recogieron muestras de un contacto cercano del caso, que dio negativo para influenza aviar por RT-PCR.

Tras las medidas de respuesta en la explotación, todos los trabajadores fueron examinados de nuevo el 13 de octubre. En esta ocasión, el virus de la gripe A (H5N1) se detectó en una muestra nasofaríngea de otro trabajador, un hombre de 27 años que participaba en las medidas de control, incluida la limpieza y desinfección con equipo de protección personal el 13 de octubre. 

Inicialmente este trabajador había dado negativo durante la primera ronda de pruebas del 23 de septiembre. Tras la positividad de la prueba, permaneció aislado hasta el 22 de octubre cuando una segunda muestra dio negativo por RT-PCR. Dos contactos cercanos suyos fueron identificados y dieron negativo en el muestreo respiratorio.

Recomendaciones de la OMS

Las OMS recuerda que cuando los virus de la influenza aviar estén circulando en un área, las personas que participen en tareas de alto riesgo, como tomar muestras de aves enfermas, sacrificar y desechar aves infectadas, huevos, camadas y limpieza de locales contaminados, deben recibir formación sobre el uso adecuado de equipos de protección personal (EPI) y disponer de ellos. Asimismo, recuerda que todas las personas involucradas en estas tareas deben ser registradas y monitoreadas de cerca por las autoridades sanitarias locales durante los siete días posteriores al último día de contacto con las aves de corral o su entorno.

En caso de que se confirme o se sospeche una infección humana causada por un nuevo virus de la gripe con potencial pandémico, incluida una variante del virus, la OMS señala que debe realizarse una investigación epidemiológica exhaustiva (incluso mientras se esperan los resultados confirmatorios del laboratorio) de los antecedentes de exposición a los animales, de los viajes y del rastreo de los contactos. La investigación epidemiológica debe incluir la identificación temprana de eventos respiratorios inusuales que puedan señalar la transmisión de persona a persona del nuevo virus y las muestras clínicas recogidas en el momento y lugar en que se produjo el caso deben ser analizadas y enviadas a un Centro de Colaboración de la OMS para su posterior caracterización.

En la actualidad, no hay ninguna vacuna que proteja contra la gripe aviar en el ser humano. La OMS recomienda que todas las personas que trabajen con aves de corral o pájaros se vacunen contra la gripe estacional para reducir el riesgo teórico de un evento de reagrupación.

Los viajeros a países con brotes conocidos de gripe animal deben evitar las granjas, el contacto con animales en mercados de animales vivos, la entrada en zonas donde se puedan sacrificar animales, o el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada con heces de animales. Las precauciones generales incluyen lavarse las manos con regularidad y aplicar buenas prácticas de seguridad e higiene alimentaria.

Si las personas infectadas de las zonas afectadas viajan al extranjero, su infección puede detectarse en otro país durante el viaje o después de la llegada. Si esto ocurriera, se considera improbable la propagación a nivel comunitario, ya que este virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse fácilmente entre los seres humanos.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Ir arriba