Los ganaderos rechazan la entrada de carne avícola de Marruecos y piden más apoyo para el sector

Inicio / Noticias / Los ganaderos rechazan la entrada de carne avícola de Marruecos y piden más apoyo para el sector

La apertura de las fronteras comunitarias a la carne avícola de Marruecos no ha sentado nada bien a los productores españoles. El pasado 30 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) el Reglamento de Ejecución (UE) 2022/1040 en el que autoriza la entrada en la Unión Europea de partidas de productos cárnicos de aves de corral, distintas de las ratites, procedentes de Marruecos, una decisión que han rechazado tanto desde COAG como de UPA.

El sector avícola afrontan desde hace varios meses una situación crítica ante el “brutal incremento de los costes de producción derivados del aumento de los costes de la energía (+150 %), piensos (+35 %) y unos precios en el umbral de la rentabilidad”, subrayan desde COAG.

Una situación que, tal y como apuntan, “puede verse agravada por este aumento de las importaciones de países terceros, que no cumplen con las exigentes normativas y altos estándares en materia de bioseguridad, calidad y bienestar animal de la UE”, aunque la Unión Europea señala que Marruecos ha aportado garantías en relación con el cumplimiento de los requisitos en materia de notificación y presentación de informes sobre las enfermedades pertinentes para las aves de corral, así como garantías relativas al cumplimiento de los requisitos zoosanitarios de la Unión pertinentes, o de requisitos equivalentes.

Además, señalan, estas importaciones “no son necesarias porque el esfuerzo y la responsabilidad de los granjeros avícolas garantiza el abastecimiento de pollo para los próximos meses”, ha indicado el responsable del sector avícola de COAG, Eloy Ureña.

Desde UPA, por su parte, aseguran desconocer qué se esconde tras esta decisión, pero a su juicio “no es difícil imaginar que las industrias quieran asegurarse el suministro de pollo si los bajos precios terminan por hundir a los granjeros españoles”.

Más ayudas y que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria, si no, habrá protestas

Ante esta situación, las asociacones ganaderas piden a la UE y al gobierno español “menos importaciones de terceros países y más apoyos a las granjas avícolas locales”.

“Se destinaron 10 millones para 5.000 granjas avícolas de carne dejando fuera a otros sectores avícolas como las gallinas ponedoras, pavo, codorniz, etc. Una ayuda totalmente insuficiente. La realidad es que la situación de los productores avícolas es límite y exigimos que, desde la administración, se implemente un paquete de medidas de apoyo potente y eficaz antes de que todo el sector avícola entre en quiebra técnica”, ha pedido Eloy Ureña, al tiempo que ha reclamado al Ministerio de Agricultura más medios para aumentar la inspecciones de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) en torno al cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria en los contratos de las empresas integradoras con los ganaderos y en las prácticas comerciales abusivas de las cadenas de distribución.

En esta mismo línea, desde UPA también exigen al Gobierno y a las Comunidades Autónomas que actúen, “a través de la AICA y de las autoridades competentes en cada territorio, para lograr que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria y se cubran los costes de producción de los granjeros, que superan con creces los precios percibidos”.

De no subir los precios a los granjeros, aseguran desde UPA, “organizarán protestas ante las principales integradoras y ante la patronal que las aglutina, AVIANZA, para denunciar los abusos que están cometiendo con los granjeros”.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba