Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. OCU denuncia a Campofrío ante la CNMC por prácticas anticompetitivas

OCU denuncia a Campofrío ante la CNMC por prácticas anticompetitivas

OCU ha denunciado ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a seis empresas del sector alimentario por aplicar prácticas que considera anticompetitivas. Entre las empresas denunciadas figuran Campofrío, Pastas Gallo, Danone, Pescanova, Colacao y Tulipán.

Desde Campofrío han indicado a este medio que por el momento no tienen constancia formal de esta denuncia, y, por ello “hasta no conocer en detalle su contenido no podemos valorarla y responder con el rigor y la precisión que merece este tema”, manifiestan.

Pese a ello, desde Campofrío aseguran “tenemos la plena convicción de estar actuando con el máximo respeto a la legalidad en nuestras prácticas comerciales, incluyendo tanto el cumplimiento de las normas de defensa de la Competencia como las de etiquetado y de información al consumidor en todos nuestros productos”.

¿En qué se basa la denuncia de la OCU?

Según denuncia la OCU, muchos fabricantes para evitar que el incremento de precios en alimentación afecte a sus ventas están aplicando lo que se conoce como reduflación, es decir, mantienen el mismo precio de sus productos, pero reduciendo su cantidad. Una práctica que según ha comprobado la OCU se encuentra en un 7 % de una cesta tipo de productos.

La Organización de Consumidores y Usuarios señala haber identificado muchos casos de reduflación: “yogures que conservan el precio, pero con 5 g menos por tarrina, sobres de embutido a un euro que cada vez tienen menos lonchas, margarina, pasta o cacao en polvo cuyos formatos habituales son aparentemente iguales, pero en la práctica tienen un peso menor... la lista es larga”, señalan.

A su juicio, esta práctica es “una subida de precios encubierta, y una práctica muy censurable. Incluso aunque se cumplieran las normas de información y etiquetado”, ya que consideran que la reduflación es “contraria a la transparencia: los consumidores compran "engañados" pues no disponen de una información clara sobre la subida de precio” y además “altera la libre competencia”.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados