Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. La evidencia científica recomienda el consumo de carnes magras entre 3 y 4 raciones por semana

La evidencia científica recomienda el consumo de carnes magras entre 3 y 4 raciones por semana

La evidencia científica recomienda el consumo de carnes magras, como la de porcino, "en una proporción de entre 3 y 4 raciones por semana para obtener los nutrientes que necesitamos, por lo que forma parte de una alimentación completa” por lo que es importante “trasladar a los consumidores la realidad científica sobre los beneficios nutricionales de la carne de cerdo”. Así lo dejó de manifiesto Daniel de Miguel, responsable de Internacional de INTERPORC, durante su participación en el 9º Congreso Nacional de Porcicultores de México, que se ha celebrado del 4 al 7 de mayo en la Riviera Maya.

El responsable de Internacional de INTERPORC participó en un debate sobre la importancia de la carne de cerdo en una dieta equilibrada y abrió el diálogo exponiendo el posicionamiento nutricional de la carne y los productos elaborados de cerdo desde la evidencia científica. En ese sentido, “cobra un especial valor su inclusión en una dieta equilibrada para lograr una alimentación sana en todas las edades, especialmente entre los más jóvenes”, remarcó De Miguel, ya que “ellos van a ser los futuros consumidores y decisores de compra”. Y recordó que “en el caso concreto de España, la carne de porcino forma parte de la Dieta Mediterránea, reconocida como una de las más saludables del mundo”.

Para introducir el tema del debate, Daniel de Miguel también habló de los falsos mitos, señalando que “desde INTERPORC trabajamos mucho la comunicación para informar adecuadamente a los consumidores y desmontar algunas falsas creencias sobre la carne de cerdo”. En relación al nuevo consumidor y a su evolución a lo largo de los últimos años, incidió en que “debemos saber adaptarnos al contexto actual, en el que se encuentra este nuevo perfil al que hay que saber adaptarse”.

Por ello, recomendó a las empresas porcinas mexicanas que trabajasen adecuadamente su comunicación para trasladar a los consumidores actuales, que demandan más que nunca alimentos sanos y de calidad, “la realidad científica que demuestra que la carne de porcino incluye proteínas; todos los aminoácidos esenciales; minerales como el hierro y el zinc; y vitaminas del grupo B, que permiten el correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario. Unas características que le confieren un alto valor biológico y nutricional”.

 

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados