Inicio / Noticias / Carmen Ovejero: “El PERTE resulta un estímulo muy ajustado para el peso del sector”

Carmen Ovejero: “El PERTE resulta un estímulo muy ajustado para el peso del sector”

Por Jorge Cocero

El Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) impulsado por el Gobierno y aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de febrero llega para reforzar el desarrollo de la cadena agroalimentaria y dotarla de las herramientas necesarias para afrontar los retos medioambientales, digitales, sociales y económicos de la próxima década.

Una iniciativa que ha sido bien acogida dentro del sector, pero que ha generado a su vez multitud de preguntas sobre una serie de cuestiones que aún no están del todo claras.

¿Vas a solicitar el PERTE Agroalimentario?

Encuesta finalizada

Por ello, para poner algo de luz sobre este asunto, Carmen Ovejero, Sectorial Leader en Agroalimentación en el departamento de Next Generation EU en FI Group ha tenido la amabilidad de responder a algunas preguntas que resultan de gran interés para las empresas de nuestro sector.

Carmen Ovejero es ingeniera química de profesión, cuenta con una amplia experiencia en gestión, coordinación y ejecución de proyectos nacionales e internacionales de economía circular aplicados al sector agroalimentario.

¿En qué les puede beneficiar la solicitud del PERTE Agroalimentaria a las empresas del sector cárnico?

La publicación del PERTE Agro es una buena noticia para las empresas del sector ya que financiará esta transformación y dinamización de la cadena agroalimentaria tan necesaria y permitirá avanzar en los horizontes de transformación del sector bajo las palancas de la sostenibilidad y la digitalización, para apuntalar la posición española en la vanguardia europea y mundial del sector cárnico. Por el momento sólo se ha dado un primer paso y aún queda mucho trabajo por hacer hasta que las ayudas sean una realidad. Se necesitará por parte de los ministerios una gestión rápida y eficiente para que la inversión se materialice en las empresas cuanto antes.

El impacto del PERTE Agroalimentario se traduce en que se espera que movilice una importante inversión privada, con el objetivo de incrementar la sostenibilidad ambiental y la capacidad de innovación. A través de él se prevé generar un impacto en la economía de unos 3.000 millones de euros, estimándose además una creación neta de hasta 16.000 empleos. A esta cantidad será necesario añadir los efectos positivos sobre el conjunto de la economía derivados de la creación de nuevos modelos y oportunidades de negocio, las nuevas oportunidades laborales generadas por las actuaciones ligadas al PERTE, así como los ahorros generados en el tejido productivo, las economías domésticas y los presupuestos públicos.

¿Qué empresas cárnicas son las más indicadas para solicitar estas ayudas y por qué?

Gran empresa y mediana empresa que puedan aglutinar un volumen importante de inversiones orientadas en los 3 bloques: competitividad – sostenibilidad – trazabilidad y seguridad alimentaria. Se están buscando proyectos unificadores que a nivel sectorial y de las propias federaciones y asociaciones, sean gestionados colectivamente, es decir, no una ventanilla individual para empresas, sino proyectos que puedan ser trasversales y que puedan sectorialmente llevar un proceso de innovación o un proyecto de digitalización que sea positivo y que haya un equilibrio territorial de las inversiones.

Si alguna empresa cárnica está interesada pero aún no ha solicitado la ayuda, ¿aún está a tiempo o ya es demasiado tarde para ello? ¿Qué pasos debe seguir?

De momento el 8 de febrero 2022 solamente se aprobó el PERTE Agroalimentario. Las bases reguladoras se esperan para finales del mes de mayo – comienzos de junio 2022. Una vez salgan las bases reguladoras se tendrá que publicar la convocatoria y de ahí, habrá una horquilla temporal de 30 – 45 días hábiles para presentar el expediente de ayuda.

Hasta que no se publiquen las bases reguladoras, mientras tanto, es aconsejable para las empresas como primer paso a realizar analizar la estrategia en su modelo de negocio para identificar las líneas de inversión prioritarias a ejecutar en los próximos 3 años. Este punto inicial ayudará a determinar en qué bloques están más interesados: competitividad, sostenibilidad y trazabilidad. Tras la identificación de las líneas de interés, será más fácil la cooperación con otras empresas del sector.

Las empresas que soliciten el PERTE, ¿de qué forma recibirán la ayuda y cuándo lo harán?

La principal medida de apoyo del PERTE Agroalimentario (Eje 1) será una línea de ayudas de carácter plurianual gestionada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo objeto será la concesión de préstamos con un tramo no reembolsable (por tanto, una ayuda en forma mixta de préstamo y subvención) y que contará con la financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, en la parte de subvención, y con la financiación del presupuesto nacional, en la parte de préstamo. Esta línea podrá completarse más adelante con otras en el caso de que quede remanente suficiente. En las respectivas bases reguladoras y convocatorias de las ayudas se concretarán las medidas de apoyo (actuaciones subvencionables) en el marco jurídico de la Ley General de Subvenciones. Estas ayudas se concederán en concurrencia competitiva a las propuestas de desarrollo de esta línea de actuación del PERTE Agroalimentario, que se presenten a las convocatorias y sean elegibles, por orden de puntuación y en función del presupuesto.

¿Por qué es importante que las empresas del sector dediquen esfuerzos en innovar y mejorar su digitalización?

El sector agroalimentario está viviendo una etapa de adaptación a nuevos escenarios normativos y de tendencias de consumo en el mercado. Y lo está haciendo a partir de una situación poco ventajosa en digitalización e innovación frente a sus competidores europeos y con el gran desafío como es la lucha ante el cambio climático por eso, la importancia en invertir esfuerzos en innovación y digitalización con el objetivo de seguir dando respuesta a las necesidades de obtener alimentos saludables y seguros.

¿Este plan satisfará las expectativas del sector?

La aprobación del PERTE es el pistoletazo de salida para acelerar la transformación del sector con los dos pilares: digitalización y sostenibilidad. Dentro de este PERTE, caben destacar dos puntos muy positivos: el carácter estratégico del sector y el modelo de gobernanza que apuesta por la colaboración entre organismos públicos y representantes del sector privado. Al ser un sector muy heterogéneo y atomizado, constituido en su mayoría por pymes, un punto clave serán las organizaciones sectoriales o cooperativas agroalimentarias y con este modelo de gobernanza se espera que las ayudas lleguen a las pequeñas y medianas empresas, que representan el 96% del sector de las 30.500 empresas agroalimentarias del país.

Es cierto que, si tenemos en cuenta el peso del sector, la cuantía asignada es muy ajustada para transformar el sector. Es por lo que desde FI Group aconsejamos tener miras en otras ventanillas de oportunidad ya que el PERTE es una “dotación complementaria” al “gran instrumento” que es la Política Agraria Común (PAC) dotado con 4.700 millones de euros del fondo marítimo y la pesca, y de los fondos de recuperación, que van destinados específicamente al sector primario, agricultores, ganaderos y pescadores.

Desde Fi Group, como consultora dedicada única y exclusivamente a la financiación de la I+D+i, ofrecemos asesoramiento de toda estrategia de innovación e inversión desde pensar líneas a futuro y ayudar a las conceptualizaciones de proyectos, al acompañamiento soportando toda la vida del proyecto y la alineación con los fondos Next Generation.

Trayectoria de Carmen Ovejero

Carmen comenzó su andadura profesional como Responsable de calidad y medio ambiente en Grupo Empresas MLN (España). Durante los años siguientes, se adentró en distintos proyectos a nivel internacional trabajando como Ingeniera de investigación y desarrollo en CEA Liten (Francia); Asistente de investigación en Polytechnique Montréal (Canadá); Gerente de cuentas regionales de América Latina en Acerchem International Group (China) y especialista en procesos de depuración de agua industrial en Veolia Water Technologies (Canadá).

En 2015 regresó a España, donde empezó como Project Manager en el Centro Tecnológico del Agua, Cetaqua. Años más tarde, ocupó el cargo de Responsable de la División de tratamiento de aguas en Veolia. Finalmente, ejerció como Directora de Proyectos de I+D y Desarrollo de Negocio en Economía Circular en Sorigué, antes de iniciar su carrera en FI Group.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio