Inicio / Noticias / El mercado de la carne roja en Arabia Saudí 2022: estudio del ICEX

El mercado de la carne roja en Arabia Saudí 2022: estudio del ICEX

Arabia Saudí es un país atractivo en el mercado de la carne roja, puesto que su consumo está aumentando año tras año, así como el poder adquisitivo de sus habitantes. Sin embargo, la orografía de su terreno es muy poco propensa a que aumente su propia producción, así que se ven obligados a depender de forma notable de las exportaciones.

El ICEX ha publicado un estudio sobre ‘El mercado de la carne roja en Arabia Saudí’ en el que se exponen datos de los ejercicios entre 2016 y 2020.

El informe ha sido elaborado por Gonzalo Uyarra Mazo, de la Oficina Económica y Comercial de España en Riad, y tiene como objetivo analizar a fondo un mercado que posee una producción de carne roja muy reducida y depende de las importaciones para poder satisfacer la demanda de una población de más de 35 millones de habitantes.

El tipo de carne más producida en el país asiático es la proveniente de animales ovinos y caprinos con casi el 97 % de la producción total de carne roja.

Arabia Saudí importa el 57 % de su consumo de carne roja y presenta una tendencia muy positiva, ya que su población está aumentando, así como el consumo nacional de carne bovina o el gasto en productos cárnicos en general.

El valor total de las importaciones supuso alrededor de 600 millones de euros en 2020, un 9 % más que el año anterior. Los principales países importadores según volumen son Brasil (27 %), Australia (26 %) e India (18 %). España, por su parte, está situada en la posición 16ª.

El tipo de carne roja que más se importa en este país es la bovina congelada (44 %) seguida por la bovina fresca o refrigerada (38 %). La carne ovina o caprina es la que menos se importa debido a que la producción nacional es elevada pero, a pesar de todo, posee un nada desdeñable 18 % del total de importaciones.

Las exportaciones de este tipo de carne en Arabia Saudí son muy reducidas y apenas llegan a los 13 millones de euros. Además, en un 94 % se tratan de carnes bovinas congeladas que se destinan a otros países de la península Arábiga.

La partida arancelaria con mayor precio corresponde a la carne bovina fresca o refrigerada y su precio medio de importación en 2020 fue de 5,59 euros el kilo. El precio de la carne bovina congelada, por su parte, se situó en 3,57 euros el kilo durante 2020. La carne ovina o caprina, fresca refrigerada o congelada se situó en un precio medio de 4,95 euros el kilo.

Los puntos de venta más comunes de carne roja en el país asiático son los supermercados o hipermercados que están dentro de los centros comerciales. El consumo fuera del hogar también es significativo y muestra una evolución positiva durante los últimos años debido al crecimiento económico del país. De hecho, los restaurantes con carne de alta calidad y las carnicerías-grill se están poniendo muy de moda entre la población saudí.

Cualquier importación de un producto alimenticio en Arabia Saudí está regulada por la SFDA (Saudi Food & Drug Authority). Este organismo sigue un proceso para que los importadores y exportadores cumplan con todos los requisitos. Está ideado para que sea el importador el que facilite y ayude al exportador durante todo el proceso de importación. Es por ello de gran ayuda contar con un socio saudí que tenga experiencia en el comercio internacional.

En el caso de la carne, la importación sigue un proceso especial por el cual hay que registrar la empresa exportadora en la SFDA, a través del MAPA. Todo el proceso criado y sacrificado de la carne debe cumplir con los estándares del Golfo y contar con un certificado Halal aprobado por la SFDA.

El mercado de la carne en este país está en pleno crecimiento y esto se puede ver en dos indicadores clave, la tasa de urbanización, que supera el 84 % y el PIB per cápita, que ronda los 47.000 dólares.

Por otro lado, resulta muy complicado que se desarrolle la producción ganadera puesto que la mayor parte de sus terrenos son desérticos, las temperaturas son extremas y el agua escasea. Por otro ello, se espera que sigan importando gran parte del producto que consumen.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba