Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. El MAPA flexibiliza temporalmente las condiciones para la importación de maíz de Argentina y Brasil

El MAPA flexibiliza temporalmente las condiciones para la importación de maíz de Argentina y Brasil

Aunque llega algo tarde, la medida es positiva para la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) que aconseja alargar los stocks disponibles y gestionarlos de una manera razonable para que no se agoten antes de que llegue esa mercancía de reposición.

El MAPA hizo pública ayer una Resolución por la que se flexibilizan temporalmente los requisitos específicos para la importación de maíz de Argentina y Brasil, lo que facilitará la entrada en España de materias primas destinadas a la alimentación animal que suplan la paralización de las importaciones de Ucrania por la situación de guerra en la que se encuentra este país tras la invasión rusa.

Ante la incertidumbre existente por el suministro de maíz provocado por esta situación, la Comisión Europea convocó a los Estados miembros a una reunión el pasado viernes 11 de marzo para analizar las medidas a adoptar con el objeto flexibilizar determinados requisitos fitosanitarios aplicables a las importaciones procedentes de terceros países, en el marco en la normativa comunitaria de aplicación y en base al análisis de riesgos realizado por cada estado miembro.

¿En qué medida va a afectar a los costes de producción de la industria cárnica española la guerra de Ucrania?

Una medida positiva aunque tardía

Desde la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) valoran "muy positivamente la decisión tomada", aunque para Jorge de Saja, director general de CESFAC, cree que "esta decisión podía haberse tomado hace ya bastantes días, puesto que ya a finales de febrero el sector reclamó estas y otras medidas" que, en opinión de De Saja eran necesarias y legalmente posibles.

Luis Planas, ministro de agricultura, se reunión con la Asociación Española de Comercio Exterior de Cereales y Productos Análogos (AECEC) el pasado jueves día 10 y volvió a hacerlo ayer lunes, 14 de marzo, para analizar las medidas de flexibilidad que afectan al maíz procedente de Argentina y Brasil. En las citadas reuniones se ha constatado que el maíz procedente de Estados Unidos no presentaba ningún problema a estos efectos, no siendo necesaria ninguna medida excepcional.

En base a la información suministrada por la AECEC y, tras realizar el correspondiente análisis de riesgos en relación a 10 productos fitosanitarios, se ha llegado a la conclusión de que 6 de ellos no presentan ningún problema a la luz de la legislación actual. Para los 4 restantes, el MAPA ha acordado establecer un límite superior de acuerdo con el citado análisis de riegos, en aplicación del artículo 18 del Reglamento 396/2005, relativo a los límites máximos de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos de origen vegetal y animal.

En base a todo ello, el MAPA publicó ayer la Resolución, que se aplicará temporalmente para el maíz originario de Brasil y Argentina y para determinados residuos de plaguicidas. Esta medida resuelve los problemas técnicos planteados por el sector importador y ofrece al mismo tiempo certidumbre y flexibilidad, sin poner en riesgo la seguridad alimentaria.

De esta forma, el sector importador puede comprar maíz para la alimentación animal en los principales países productores del mundo y, con ello, garantizar el enlace en el suministro del sector ganadero en España.

El tiempo sigue siendo importante

"A efectos prácticos, estas medidas y si son aplicadas de una manera ágil e inmediata permitirá que en el plazo de 20 a 30 días pueda llegar suministro alternativo de cereales para suplir el balance ucraniano. Realmente el tiempo sigue siendo muy importante. Ese periodo mínimo de 20-30 días coincide aproximadamente con el periodo que habremos agostado ya los últimos stocks disponibles de cereales para alimentación animal en España, estando todavía muy lejos de los momentos en que podamos tener nuevas cosechas españolas y europeas", advierte el director general de CESFAC.

"Por eso, nosotros reclamábamos que esta medida se podía haber tomado hace semanas. Más vale tarde que nunca y ahora todos debemos esforzarnos en alargar los stocks disponibles y gestionarlos de una manera razonable para que no se agoten antes de que llegue esa mercancía de reposición, la que, desde el viernes la Comisión Europea ha recordado a los Estados Miembros que pueden traer y la que pueda venir en los próximos días de los Estados Unidos", aconseja De Saja.

En su opión, "el problema de abastecimiento no está resuelto, pero si se actúa con agilidad en el poco tiempo de descuento que tenemos podría estar resuelto". En cuanto al problema de precios o de cómo se va a trasladar este incremento de los costes de producción al ganado, De Saja considera que esa será "una cuestión de la que nos preocuparemos mañana. Ahora nuestra primera preocupación era y sigue siendo, pese a lo del viernes, el abastecimiento".

Y después de la guerra qué

Para Jorge de Saja, "una de las muchas cosas que tendremos que revisar una vez pase la guerra ucraniana es nuestro sistema de toma de decisiones en la Unión Europea, que todavía parece ajeno, tanto en la Comisión Europea como en los Estados Miembros, a la realidad de un bloque, Europa, absolutamente dependiente del resto del mundo y que no se ha dotado de herramientas que permitan fomentar una mayor autosuficiencia de alimentos o una mejor y más ágil capacidad de respuesta cuando esa dependencia interna se vea distorsionada como a pasado en Ucrania".

 

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados