Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Carne de caballo: España mejor que el resto de Europa
<p width=Varios de los productos analizados han sido lasagnas

" >

Varios de los productos analizados han sido lasagnas

Carne de caballo: España mejor que el resto de Europa

En la jornada del 16 de abril el Ejecutivo comunitario hizo públicos los resultados de los análisis realizados para detectar carne de caballo en platos elaborados con ingredientes cárnicos que, según su etiqueta, son vacuno. Los resultados muestran que un 4,66 por 100 de los productos cárnicos etiquetados como vacuno en la Unión Europea (UE) contienen ADN de caballo.

Los resultados de estos análisis también indican que aproximadamente el 0,6 por 100 de las muestras carne equina analizadas en mataderos europeos contenían fenilbutazona (3.115 pruebas), un antiinflamatorio prohibido en la cadena alimentaria.

El Gobierno de España adelantó los resultados realizados en nuestro país una jornada y, a la vista queda, que eran mejores que los de la UE ya que se detectó ADN equino sin etiquetar en un 4 por 100 de los casos y no ha habido positivos por fenilbutazona, lo que descarta “problemas de seguridad alimentaria” en nuestro país.

Desde la Unión Europea también de descarta un riesgo sanitario inmediato ya que, según el portavoz comunitario de Sanidad y Consumo, Frédéric Vincent, habría que consumir una cantidad muy elevada de carne de caballo vacunado con este fármaco.

Los países con mayores porcentajes de incumplimientos por la presencia de ADN de caballo no etiquetado han sido Francia con un 13,3 por 100 de muestras positivas y Grecia con un 12,5 por 100.

La Agencia de Control Alimentario de Grecia ha explicado que “los países de origen de la carne bovina sin procesar en la que se encontró ADN de caballo fueron básicamente Rumanía, seguida de Polonia e Italia, mientras que los productos procesados (en los que se encontró equino) habían sido producidos en Letonia, Francia, Rumanía y Holanda”.

Salvo Chequia, Irlanda y Reino Unido, en ninguna nación se han encontrado restos de fenilbutazona, siendo sólo 16 los casos positivos encontrados en la UE.

El Parlamento Europeo mostró su más absoluta preocupación por el escándalo, pidió “reforzar los controles de la carne de vacuno y de equino” y exigió “sanciones ejemplares para que no merezca la pena jugar con los consumidores”.

El Pleno de la Eurocámara apoyó la propuesta de implantar “sanciones proporcionales a los beneficios que obtengan las empresas que violen las normas, para que no valga la pena cometer un delito”. Los Eurodiputados solicitaron una reflexión sobre el sistema de control “para que no sea rentable realizar estas prácticas”, que calificaron como “actos delictivos”.

También se señaló que “cada vez más Estados Miembros están pidiendo que se incluya en los envases el etiquetado de origen”, petición que está en estudio por la Comisión y de la que anunció que estará elaborado un informe en otoño de 2013. El Pleno también insistió en la necesidad de “estudiar la implantación del etiquetado como medida para recuperar la confianza de los consumidores” e incluso se propuso a la Comisión que “sea obligatorio para los productos procesados y congelados”.


Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados