Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. INTERPORC condena los ataques indiscriminados a las granjas

INTERPORC condena los ataques indiscriminados a las granjas

INTERPORC se ha pronunciado ante los ataques indiscriminados a las granjas españolas, el último de ellos sufrido por Cefusa. La Interprofesional lamenta que ciertos colectivos quieran construir una imagen perniciosa de un sector que es referente internacional en bienestar animal y sostenibilidad. Y todo ello, mediante imágenes sacadas de contexto, noticias fake, datos falsos, medias verdades, encuestas manipuladas o informes sin criterios científicos.

La organización porcina deplora la campaña para denostar al sector porcino en particular, y al ganadero en general, basada en imágenes manipuladas y medias verdades carentes de base científica.

De hecho, destaca que las exigentes medidas de bioseguridad que cumplen escrupulosamente las granjas son absolutamente necesarias para evitar perjuicios sanitarios al ganado, favorecer su bienestar animal y mantener la seguridad alimentaria.

Por ello, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca lamenta que se ponga en riesgo la bioseguridad de la cabaña de porcino y la salud pública española con entradas ilegales y la generación de imágenes descontextualizadas que generan una percepción injusta de un colectivo que trabaja duramente en materias como el bienestar animal o el medio ambiente y que han convertido al sector en un referente internacional.

En tu opinión, la imagen del sector cárnico en la sociedad es...

Un sector comprometido con la legalidad

El sector porcino trabaja con exigentes medidas de seguridad, que prohíben, entre otras cuestiones, la entrada de personal no autorizado y que no cumpla las estrictas normas de bioseguridad e higiene.

Estas normas son absolutamente necesarias para evitar perjuicios sanitarios al propio ganado, favorecer el bienestar animal y mantener el estatus sanitario de máximo nivel de la cabaña porcina española, pasaporte imprescindible para llevar la carne y los derivados del cerdo de capa blanca español a más de 130 países de todo el mundo.

Cualquier incumplimiento de estas medidas de forma irresponsable por parte de terceras personas podría tener consecuencias dramáticas, toda vez que el hecho de que una granja tenga problemas de bioseguridad afectaría no sólo a la salud y la vida de los animales de la propia instalación, sino también a la actividad y, por tanto, al empleo, la economía y la cabaña ganadera del conjunto de las granjas de España y las 400.000 familias que viven de forma directa del sector.

Desde el sector porcino español se respeta el derecho de cualquier organización a mostrar su desacuerdo con la normativa nacional o comunitaria o a pedir mejoras, pero el camino nunca puede ser con actuaciones al margen de la ley que ponen en riesgo la bioseguridad de una instalación ganadera.

Sector porcino español, referente internacional en sostenibilidad

Hay que subrayar que el sector porcino español aplica el modelo de producción europeo que conlleva la legislación más exigente del mundo en el cuidado del medio ambiente. Las granjas de porcino españolas están sometidas a unas exigentes condiciones que permiten minimizar la producción de estiércol o purín, pero además los ganaderos españoles aplican una serie de técnicas encaminadas a reducir las emisiones y contribuir al ahorro de agua y energía en todos los procesos.

En este sentido, en los últimos años, el sector ha conseguido disminuir en la última década un 30 % el uso de agua por kilo de carne producido y reducir en más de un 40 % sus emisiones de gases de efecto invernadero en los últimos 15 años.

Además, tiene un fuerte compromiso con la economía circular, empleando energías renovables, trabajando en el aprovechamiento de abono orgánico, regulando el sector a través de normativas nacionales pioneras a nivel mundial y formando y cualificando al personal en materia medioambiental.

El sector porcino español mantiene una actividad responsable con un entorno en el que lleva siglos asentado y trabaja cada día en aspectos que mejoren su sostenibilidad para nutrir a la sociedad de alimentos sanos, seguros y de calidad y mantener vivas nuestras zonas rurales generando empleo y riqueza en la ‘España vaciada’.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados