Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Desesperación en la industria cárnica del Reino Unido: Sin mano de obra y sin CO2

Desesperación en la industria cárnica del Reino Unido: Sin mano de obra y sin CO2

La industria cárnica del Reino Unido ha alcanzado un límite casi insostenible de crisis al sumar a la escasez de mano de obra originada por el brexit el cierre casi total del suministro de CO2, gas imprescindible en la producción cárnica tanto para aturdir a los animales como en los procesos de envasado. 

En concreto, las plantas de fertilizantes Billingham e Ince en el norte de Inglaterra, que suministran el 60 % del CO2 de grado alimenticio del Reino Unido, anunciaron, totalmente por sorpresa, la suspensión de su producción indefinidamente como resultado de los altos precios del gas natural.

La crisis ha llevado a una conversaciones de urgencia entre el gobierno británico y los productores cárnicos, en la cual se trató de establecer cuántos días se podría mantener producción de carne con el CO2 que actualmente almacenado por las empresas, fijándose esa cantidad en menos de 14 días.

Según Nick Allen, Chief Executive Officer de la BMPA (British Meat Processors' Association) "las implicaciones completas para la cadena de suministro de alimentos de Gran Bretaña y su seguridad alimentaria se están volviendo evidentes. El gas es esencial para el sacrificio humanitario de cerdos y aves de corral. Sin él, esa industria se detendrá". Nick Allen ha advertido que "el pollo y el cerdo británicos serán muy raros en los estantes". Además, añadió que otro problema serio es la acumulación de animales en las granjas, lo que rápidamente causará problemas de bienestar animal y requerirá un plan de emergencia para lidiar con la situación, algo que actualmente no existe.

El sacrificio en la granja es cada vez más probable

El problema del gas agrava el de la falta de mano de obra en la cadena alimentaria que ha originado el Brexit. Televisiones y medios impresos se hacen eco de casos de criadores de cerdos británicos que lamentan que, debido a la escasez de mano de obra en su matadero local, la cantidad de cerdos que han podido vender se ha reducido en un 25 %. La cantidad de cerdos en las granjas aumenta rápidamente y se enfrentan a la perspectiva de tener que sacrificar a los cerdos de manera humanitaria sin que lleguen a abastecer los estantes de los supermercados británicos.

Sobre este tema, Nick Allen informó a Farming Today que BMPA y "toda la industria alimentaria han estado gritando y gritando al gobierno que hay un problema". Un problema tanto a corto como a largo plazo. Tenemos una escasez inmediata de habilidades para la cual necesitamos una 'visa de Covid de emergencia' para que los carniceros ingresen al país rápidamente, algo que el gobierno sigue negándose a abordar".

A largo plazo, la industria ya ha aumentado los salarios y ha mejorado el apoyo y los beneficios adicionales que se ofrecen a los empleados. También ha estado tratando de alentar a los trabajadores británicos a considerar la industria como una opción de carrera a largo plazo. Este es un hueso más difícil de romper y llevará tiempo llegar a buen término, por lo que necesitamos que el Gobierno nos eche una mano para superar la crisis actual.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados