Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La USDA destaca que España superó a Alemania en 2020 en sacrificio de porcino

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. La USDA destaca que España superó a Alemania en 2020 en sacrificio de porcino

El informe semestral de la USDA sobre el mercado cárnico europeo destaca que España superó a Alemania en sacrificio de porcino durante 2020. Además, estima que Europa alcanzará en 2021 un nuevo récord de producción de carne de cerdo, y que en vacuno seguirá cayendo la producción, aunque las exportaciones aumentarán.

El informe completo puede descargarse desde este enlace a nuestra área de descargas de legislación y documentos de interés del sector cárnico.

Nuevo escenario del porcino europeo

La USDA dedica un apartado al liderazgo español en porcino señalando que de los nueve países productores de carne de cerdo de la UE que sacrifican diez millones de cabezas al año o más, cuatro bajaron su actividad:

  • Alemania: -1,91 millones de cabezas
  • Italia: -917.000 cabezas
  • Polonia: -471.000 cabezas
  • Francia: -248.000 cabezas

En Alemania y Francia, la pandemia de COVID-19 agravó la crisis en de sus sectores porcinos. En particular, el sector alemán se vio afectado por las crecientes exigencias medioambientales y de bienestar animal, así como por la disminución del consumo interno.

Respecto a Polonia, los brotes de peste porcina africana (PPA) contribuyeron a la reducción de los sacrificios.

En Italia el sacrificio total disminuyó un 8 % debido a la menor demanda de carne de cerdo por parte del sector de la alimentación.

Por contra, el sacrificio aumentó en:

  • España: 3,77 millones de cabezas
  • Dinamarca:  440.000 cabezas
  • Bélgica: 431.000 cabezas

Según la USDA, España superó las interrupciones de COVID-19 y los mataderos trabajaron a su capacidad normal para satisfacer la demanda interna y de exportación. Esto contribuyó al crecimiento continuo de la producción porcina española. Además, aumentó mucho sus exportaciones a China, y llenó el vacío dejado por los proveedores alemanes debido a la Peste Porcina Africana (PPA). Como resultado, España superó a Alemania como principal Estado miembro de la UE en cuanto a sacrificio y casi se convirtió en el principal proveedor de carne de cerdo de la UE a China.

El aumento de los sacrificios en Dinamarca, Bélgica y, en menor medida, los Países Bajos, se debió en parte a las interrupciones de los sacrificios en Alemania (ya que se sacrificaron más cerdos a nivel nacional).

Por lo tanto, en términos globales europeos, a pesar de la crisis del COVID-19, la producción y las exportaciones de carne de cerdo de la UE batieron récords en 2020. De hecho, el sector porcino comenzó el ejercicio con una cabaña de cerdas más grande que el año anterior, anticipando una fuerte demanda de exportación, en particular de China. 

El exceso de capacidad de sacrificio y la proximidad de las plantas ayudaron al a superar las interrupciones ocasionadas por el coronavirus, y a acelerar los sacrificios en el último trimestre del año.

Se prevé que la productividad siga aumentando y sirva de base para un nuevo récord de producción de carne de cerdo en 2021, por lo que las empresas seguirán trabajando para diversificar sus mercados de exportación.

Vacuno

En 2021, se prevé que la cabaña de vacuno de la UE siga contrayéndose (excepto la cabaña lechera de Irlanda y la de vacuno de carne en Europa Central). La cabaña de vacuno de la UE se está reduciendo debido a la falta de rentabilidad estructural.

Con esta reducción se prevé que la producción de carne también disminuya y que se sitúe en 7.730.000 toneladas. En la primavera de 2020, el sacrificio se interrumpió debido al COVID-19 y las restricciones logísticas y de sacrificio asociadas, pero se recuperó durante la segunda mitad del año. Por ello, las importaciones y exportaciones de carne de vacuno de la UE tuvieron una tendencia opuesta. Mientras que las importaciones, en particular las de carne de alta calidad, se redujeron debido a la falta de demanda, las exportaciones aumentaron, lo que llevó a la UE a convertirse en un exportador neto de carne de vacuno por primera vez desde 2011.

En 2021, se prevé que las importaciones de carne de vacuno se recuperen anticipando una reapertura del sector de la alimentación. Además, se estima que las exportaciones sigan su tendencia gradual de expansión del mercado de exportación.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados