Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. ANICE señala que el acuerdo UE-China es una advertencia sobre la necesidad de proteger internacionalmente productos como el jamón

ANICE señala que el acuerdo UE-China es una advertencia sobre la necesidad de proteger internacionalmente productos como el jamón

ANICE ha destacado en un comunicado que España ha perdido con el acuerdo UE-China una oportunidad para proteger sus dos productos más emblemáticos de charcutería a nivel internacional, el jamón serrano y el ibérico. La entrada en vigor de dicho acuerdo el día 1 de marzo protege desde entonces de imitaciones o usurpaciones a un centenar de IGPs y DOPs europeas, pero no a ETGs como la del jamón serrano.

Como se ha recordado la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España, el Jamón Serrano está regulado como Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) desde 1999, que, si bien define y controla sus características, requisitos de calidad y controles, permite, desgraciadamente, que se elabore jamón legalmente fuera de nuestras fronteras bajo el término “Jamón Serrano”.

Por ello, ANICE lamenta que, debido a la oposición de una minoría que no apoya el cambio de la ETG a la IGP del Jamón Serrano, no se avance en esta iniciativa, necesaria y urgente, que permitirá que la elaboración de este producto sea exclusivamente en España, con la que se logrará una mejor protección jurídica contra imitaciones en la Unión Europea y países terceros, evitando así que otros copien y usurpen el nombre de ‘Jamón Serrano’.

El cerdo ibérico, en la misma situación

Algo similar ocurre con el jamón y otros productos del cerdo ibérico, cuya IGP (o DOP) está pendiente de concretarse desde hace años, a falta de un acuerdo marco sectorial, por encima de otras discrepancias y visiones.

La protección de la producción del cerdo ibérico ha sido un proyecto siempre concebido como transfronterizo, es decir, que abarque a España y Portugal. Sin duda tendría una buena acogida en la Comisión Europea, ya que no abundan figuras de calidad que engloben a más de un Estado miembro y, por tanto, con un enfoque verdaderamente comunitario.

Por todo ello, ANICE no concibe que en pleno sigo XXI no se haya logrado dar este paso y proteger, mediante los tratados y acuerdos comerciales, el patrimonio gastronómico, cultural y económico español e insiste en que no se puede correr el riesgo de dejar desprotegidos estos productos y que puedan ser imitados en cualquier país del mundo.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados