Inicio / Noticias / Los alimentos sostenibles y saludables, protagonistas del Congreso de Seguridad Alimentaria y Calidad de AECOC

Los alimentos sostenibles y saludables, protagonistas del Congreso de Seguridad Alimentaria y Calidad de AECOC

AECOC finalizó ayer la 18º edición de su Congreso de Seguridad Alimentaria y Calidad, que debido a la pandemia se celebró de forma virtual. Durante dos días, expertos en la materia hablaron sobre los alimentos sostenibles y saludables y el futuro de la alimentación.

Durante el primer día, el congreso contó con la intervención de la directora de Salud Pública de la OMS, María Neira, quien reivindicó el “papel esencial de la industria alimentaria” durante la crisis del COVID-19 a la hora de suministrar alimentos a toda la población garantizando la seguridad. Aun así, apuntó que el sector debe tomar responsabilidades para minimizar el impacto de riesgos emergentes. “La producción de alimentos saludables y sostenibles debe ser un pilar fundamental para evitar que volvamos a tener crisis como la actual, ya sea de origen epidemiológico o por los efectos del cambio climático”.

En la inauguración del congreso, el presidente del Comité AECOC de Seguridad Alimentaria y Calidad, José Manuel Avendaño, remarcó el compromiso del sector alimentario con el diseño de un sistema productivo que permita avanzar hacia un modelo seguro, sostenible y saludable. “La estrategia ‘From Farm to Fork’ definirá el marco de actuación de los próximos años, con el objetivo de llegar al ideal de consumo saludable y sostenible”.

Durante la segunda jornada, Andreu Palou, director del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología, lamentó el retraso de 12 años que se acumulan para el establecimiento de perfiles nutricionales y valoró la aplicación de etiquetas con información nutricional en los alimentos, como NutriScore, que podría implantarse en España en el primer semestre de 2021. “La ventaja de Nutriscore es que es un sistema sencillo, pero profundiza muy poco en la información nutricional de los productos”, indicó.

En este sentido, Palou considera que productos protegidos, como pueden ser las denominaciones de origen, tienen un encaje difícil con sistemas como el de NutriScore. “Productos como el aceite de oliva o los ibéricos no tienen posibilidades de reformularse, por lo que seguramente deberán excluirse y contar con un tratamiento especial”, ha avanzado.

“Nutriscore es una etiqueta muy integradora, pero sus cálculos no son visibles; otros sistemas parecidos, como el semáforo instaurado en el Reino Unido, son más completos, pero quizás redundantes con la propia declaración nutricional”. Palou concluyó valorando que “lo más adecuado es hablar de dietas saludables, más que de alimentos saludables, porque las cantidades y la variedad alimentaria es importante a la hora de determinar cómo afectan determinados productos sobre la salud de las personas”.

Genómica y el futuro de la alimentación

El Congreso AECOC de Seguridad Alimentaria y Calidad también contó con la participación del vicepresidente de I+D en Nutrición y Salud de ADM, Daniel Ramón, que analizó el papel que jugará la genómica en el futuro de la alimentación.
 
Ramón indentificó entre los principales retos actuales para el sector de la alimentación cuestiones como el hambre, la sobrepoblación, los cambios en las tendencias de consumo, el aumento de la esperanza de vida de la población y la obesidad, entre otras cuestiones. “La obesidad predispone a patologías como la diabetes o el cáncer y eso es un riesgo para la salud y supone un gasto sanitario muy importante”, ha explicado. De hecho, ha citado un estudio del Hospital del Mar que sitúa en un 80% el porcentaje de varones con obesidad que habrá en España en 2030, por un 55 % de mujeres, lo que conllevará un gasto de tres billones de euros.

El portavoz de ADM considera que la genómica dará respuesta a muchos de estos retos. “Sabemos que hay muchas patologías que provocan cambios en el microbioma digestivo y que, identificándolas, podemos prevenirlos a través de la dieta”, ha avanzado, a la vez que ha afirmado que la genómica aplicada en el sector alimentario supondrá avances en salud, pero también en la sostenibilidad, calidad y seguridad alimentaria en la producción de productos.

Ramón aseguró que la integración de la genómica en la producción de alimentos “no es ciencia ficción”, y ha citado el caso de empresas que, por ejemplo, replican las proteínas de la leche de vaca para aplicarla en lácteos veganos, producen compuestos aromáticos con un impacto medioambiental mínimo o, incluso, son capaces de secuenciar el microbioma de los consumidores para sugerirles dietas personalizadas.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba