Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. La OCU lamenta las críticas del sector cárnico en vez de extremar los controles

La OCU sigue acusando a la industria de falta de rigor en sus controles

La OCU lamenta las críticas del sector cárnico en vez de extremar los controles

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lamentado que “el sector cárnico ataque la falta de rigor del estudio que realizaron sobre la calidad de las hamburguesas en lugar de realizar una mínima autocrítica y extremar los controles para evitar que se produzcan este tipo de fraudes”.

La OCU sale al paso de los comunicados emitidos por dos organizaciones del sector cárnico español (Anice y Confecarne), tras el estudio que la organización publicó sobre la calidad de las hamburguesas envasadas.

Ha matizado que nunca ha pretendido “generar confusión y sensación de inseguridad en el consumidor” ni mucho menos “implantar una inexplicable cultura de desconfianza y rechazo a los productos alimentarios”.

La organización ha subrayado que “el estudio se enmarca dentro del derecho de todos los consumidores a recibir una información veraz y rigurosa y, a partir de ella, poder realizar una elección responsable”.

Matiza que en ninguna parte del artículo de la OCU se habla de un problema de seguridad alimentaria y que, por el contrario, se afirma que los problemas de las muestras analizadas derivan de su falta de calidad (solo 5 de las 20 hamburguesas analizadas aprueban en calidad de la carne) y no de su seguridad, como lo atestiguan los propios análisis realizados por la organización.

En relación a la presencia de ADN de caballo en dos de las muestra analizadas, la OCU insiste en que ello no pone en riesgo la salud del consumidor, aunque sí es cierto que ello supone un fraude para quienes compran un producto pensando que es de vacuno cuando, en realidad, contiene carne procedente de otro animal.

En ningún momento, ha puntualizado la OCU, “se ha escrito o ha insinuado, ni en su publicación ni en sus comunicados, que la carne no sea apta para el consumo humano”.

Ha recordado que la seguridad alimentaria del consumidor, en relación a este tipo de productos, no se ha puesto en entredicho en ningún momento y que el estudio comparativo de la organización “no debería utilizarse como argumento para dudar de lo contrario”.

Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados