Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Incarlopsa implementa soluciones de eficiencia energética en sus plantas de Guijuelo y Tarancón

Incarlopsa implementa soluciones de eficiencia energética en sus plantas de Guijuelo y Tarancón

Incarlopsa refuerza su apuesta por la innovación y la sostenibilidad con la instalación de una nueva planta frigorífica en su centro de producción ubicado en Guijuelo (Salamanca) y seis túneles de congelación de última generación en las instalaciones de Tarancón (Cuenca).

Con la puesta en marcha de estos proyectos, que han contado con una invesrión de 33,6 millones de euros, la compañía castellano manchega de productos cárnicos porcinos muestra su compromiso con el medio ambiente al apostar en sus centros de producción por soluciones de eficiencia energética que contribuyan a una reducción del consumo de energía y de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Una planta frigorífica más eficiente y segura

La nueva planta frigorífica instalada en el centro de producción de Guijuelo aporta, tal y como señalan desde Icarlopsa, “ventajas como un buen rendimiento termodinámico, que redunda en una mayor eficiencia y en una reducción del consumo energético en aproximadamente un 82 % respecto a la instalación anterior cuando funcione a plena carga. Esto contribuirá a evitar la emisión de 1.200 toneladas de CO2 cuando la planta esté plenamente operativa”.

Además, el diseño de la nueva instalación ya contempla la opción de futuras ampliaciones.

Soluciones de eficiencia energética en Tarancón

Por otro lado, y en línea con su apuesta por promover y potenciar el desarrollo sostenible de la compañía, Incarlopsa ha instalado en la planta de Tarancón seis túneles de congelado de última generación y máxima eficiencia que permiten incrementar la capacidad total de congelación de firma en 120 toneladas.

“Para su diseño se ha tenido en cuenta el clima propio de la zona, se han utilizado materiales respetuosos con el medioambiente y sus dimensiones permiten una optimización de la circulación del aire frío durante el proceso de congelación, que será más rápido, eficiente y homogéneo”, explican.

Además, la compañía prevé incorporar en la planta una bomba de calor con capacidad para suplir la demanda calorífica de toda la instalación y que sustituirá la actual caldera de gasoleo, evitando así la emisión de 350 toneladas de CO2.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados