Inicio / Noticias / Informe de previsiones de la UE: moderación y estabilidad en el sector cárnico

Informe de previsiones de la UE: moderación y estabilidad en el sector cárnico

Por José Carlos Vicente

La moderación en las previsiones para el sector cárnico predomina en el ‘Informe de perspectivas a corto plazo’ de la Comisión Europea correspondiente a otoño de 2020. El coronavirus y los escenarios diferentes que afectan al comportamiento del consumidor generan escenarios de difícil concreción, si bien se apunta al incremento de la venta online, la búsqueda de alimentos locales o de proximidad y a acortar las cadenas de suministro.

La información del informe correspondiente al sector cárnico puede descargarse desde este enlace a nuestra área de descargas de legislación y documentos de interés del sector cárnico.

Vacuno

La producción de carne de vacuno de la UE se estabilizará en la segunda mitad de 2020 tras un disminución en el primer semestre del -2,4% interanual. En abril-mayo, el número de sacrificios en la mayoría de los países se estancó (Francia, Holanda, Alemania) o disminuyó (Irlanda, Austria, España y significativamente en Italia), debido a las medidas frente al COVID-19 y una menor demanda de alimentos. Con la reapertura de restaurantes y la recuperación del turismo, la demanda se ha ido recuperando. Los precios, que tocaron fondo a mediados de mayo, volvieron a los niveles de hace un año.

La disminución estimada de la producción de carne de vacuno en 2020 (-1,4%) supone una producción estable en la segunda mitad del año. Además del impacto del coronavirus, la disminución en 2020 también se puede atribuir a los efectos adversos de una primavera seca sobre el pastoreo y la disponibilidad de forraje, lo que llevó a un sacrificio temprano con pesos de canal más bajos. Las reducciones en el tamaño del rebaño en algunos países (Francia, Alemania e Irlanda), según lo confirmado por la encuesta ganadera de mayo-junio, también pueden traducirse en una nueva disminución de la producción de la UE en 2021 (-1,5%).

Porcino

La producción de carne de porcino de la UE crecerá menos de lo esperado en 2020 tras la disminución del primer semestre (-0,9% interanual), con descensos en Alemania, Francia, Italia, Holanda y Portugal y ligeros ascensos en España y Dinamarca.

Se espera que los precios favorables, un retorno de la demanda de los consumidores y los beneficios de las inversiones recientes hayan contribuido al aumento de la producción en el tercer trimestre. Sin embargo, el descubrimiento de la peste porcina africana en jabalíes en la frontera oriental de Alemania a mediados de septiembre y las prohibiciones resultantes afectarán las exportaciones alemanas y el mercado de la UE en el cuarto trimestre. Los precios, que se habían estabilizado desde principios de verano, están bajo presión. Cualquier crecimiento de la producción en el cuarto trimestre debería provenir solo de España, Dinamarca e Irlanda, que expandieron sus rebaños, incluidas las cerdas reproductoras en 2019, como se confirmó en la encuesta de ganado de mayo-junio.

En general, se prevé que la producción de carne de porcino disminuya en 2020 (-0,5%) y 2021 (-1%). Se prevé que el consumo aparente de carne de porcino disminuya a 32,8 kg per cápita en 2020 (-1,1%).

Avícola

La producción de carne de ave creció en la primera mitad del año (+1,5% interanual), por el crecimiento de la misma en países como Italia, Portugal, España o Alemania. Esta mayor producción fue sostenida por inversiones anteriores en Portugal y por el cambio en la demanda de carne de ave durante el confinamiento. Con el apoyo de la reapertura gradual de los servicios de alimentación y la fuerte demanda al por menor, los precios de la UE cerraron rápidamente la brecha con la media histórica, pero siguen bajo presión.

El aumento esperado de la producción avícola en 2020 (+1%) incita a pensar en un pequeño crecimiento en la segunda mitad del año, ya que la producción acumulada durante el período de confinamiento debe encontrar su camino de regreso al mercado en el cuarto trimestre. Asimismo, se prevé un crecimiento modesto para 2021 (+1%).

Ovino

La producción de carne de ovino y caprino de la UE disminuyó significativamente en el primer semestre de 2020 (-4% interanual). El sacrificio de cabras y ovejas se redujo en todos los productores clave (Grecia, Irlanda, Francia, Italia, Rumanía y España), lo que refleja una menor demanda de alimentos y del consumo doméstico. Solo Irlanda sacrificó más ovejas gracias a la expansión de los rebaños en 2019, para satisfacer la demanda de socios de la UE y de países terceros (además del Reino Unido).

La disminución esperada de la producción de carne de ovino y caprino en 2020 (-3%) y en 2021 (-1%) supone rebaños más pequeños y menos ovejas sacrificadas, demanda interna estancada, incertidumbre vinculada al comercio y malas condiciones meteorológicas. Esto contribuye al aumento de los precios, que han vuelto al nivel de principios de 2020.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio