Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Los protocolos ANPSTAND permitirán ganar en calidad, innovación y sostenibilidad en la inseminación artificial porcina

Los protocolos ANPSTAND permitirán ganar en calidad, innovación y sostenibilidad en la inseminación artificial porcina

El 80 % de los verracos para inseminación artificial (IA) en España están acogidos al Grupo Operativo ANPSTAND, en el que criadores de porcino selecto, centros de inseminación e investigadores trabajan en un estándar propio para mejorar la calidad seminal porcina y la bioseguridad.

Los miembros del proyecto se han reunido telemáticamente en el ‘I Seminario GO ANPSTAND’ donde han puesto en común los avances realizados en el primer periodo de este estándar de calidad seminal para los centros de inseminación de porcino de España, el cual busca unificar los procedimientos y las características que deben cumplir las dosis elaboradas. En la reunión también se avanzaron las líneas de trabajo hasta la conclusión en 2021.

Según los datos facilitados por Adoración Llorente, directora técnica de la Asociación Nacional de Porcino Selecto (ANPS), en el año 2019 los centros de inseminación artificial (CIA) de porcino disponían de 8.177 verracos, de los que 6.458 están acogidos al Grupo Operativo ANPSTAND.

Trinidad Ansó, del Centro de Inseminación Artificial Cinco Villas, detalló los 10 protocolos que contemplan las medidas a adoptar en las instalaciones; manejo de los animales, bioseguridad, bienestar animal y sanidad e higiene, y los procesos de trabajo; recogida de semen, procesado del eyaculado y conservación y distribución de dosis, el control de calidad y la trazabilidad de los datos.

Además, se establece un protocolo de Medio Ambiente como muestra del fuerte compromiso del sector con la sostenibilidad, con el objeto, entre otras medidas, de optimizar la gestión de los recursos naturales y reducir las emisiones y el impacto ambiental.

En definitiva, según expuso Amelia Martín, de Cobadú, “son protocolos de mínimos que deben cumplir los centros para garantizar las óptimas condiciones de los animales, fomentar las buenas prácticas en la elaboración de las dosis de semen de ganado porcino y garantizar la transparencia a través de las auditorias”.

En este sentido, matizó que existen “puntos críticos innegociables que todos debemos cumplir en materia de legislación, trazabilidad o bienestar animal”.

Por su parte, Alfonso Bolarín, de AIM Ibérica; Sam Balanch, de Gepork y Xavi Barrera, de Semen Cardona expusieron los avances en los ensayos que se están realizando.

Más de 10,5 millones de dosis al año

En España, solo en el año 2019 se realizaron más de 10 millones y medio de dosis de inseminación. De lo que se trata es que todas ellas, sigan unos estándares comunes que permitan mejorar la competitividad.

La inseminación artificial conlleva numerosas ventajas como un intenso control sanitario, una rápida difusión del progreso genético, la optimización del manejo reproductivo y una disminución de los costes económicos de las granjas. Los beneficios comienzan en los centros de inseminación y granjas, que incrementan su competitividad, y repercute en el desarrollo económico de las zonas rurales en las que se asientan y, por ende, al conjunto de la sociedad.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados