Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

A través de este proyecto, se están analizando los materiales que protegen al alimento de los agentes adversos

Ainia y Aimplas estudian nuevos materiales para mejorar la conservación de la carne

El Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) y Ainia, en el marco de la alianza entre ambos centros, estudian nuevas sustancias y materiales que presenten una actividad funcional que puedan ser aplicadas a los sistemas de envasado activo de los alimentos como la carne.

Se trata de identificar sustancias activas y materiales poliméricos, y en qué condiciones de uso y transformación se han de utilizar para mejorar la vida útil de los alimentos perecederos. Así, se minimizan las pérdidas derivadas del deterioro de los alimentos gracias a una mejor conservación y mayor durabilidad.

El proyecto, bajo el nombre de Novovase, profundiza en el conocimiento de los mecanismos que ocurren en la interacción entre estas sustancias activas y el alimento. Para ello, se están estudiando estos componentes que actúan sobre la oxidación y el crecimiento microbiológico del alimento envasado, principales causas de su deterioro.

A través de este proyecto, se están analizando los materiales que protegen al alimento de los agentes adversos (oxígeno, humedad, luz, microorganismos), por una parte, y también se están identificando los polímeros portadores (compuestos) de sustancias funcionales con efectos beneficiosos sobre el alimento así como los recubrimientos comestibles depositados directamente sobre el propio alimento.

Para que una sustancia sea considerada como funcional, se tendrá que demostrar su actividad sobre el propio alimento en estudios de simulaciones y su actividad antimicrobiana sobre cultivos de microorganismos aislados.

Los envases activos son sistemas de envasado que desempeñan una función específica adicional a la de constituir una barrera física entre el producto que contienen y el exterior, pasan a ejercer un papel activo en el mantenimiento o incluso mejora de la calidad del alimento envasado. Entre sus características, se destaca su capacidad para alargar la vida útil del alimento envasado, aumentando la duración del producto. Además, mantienen las propiedades sensoriales y nutricionales del alimento y contribuyen a la facilidad de uso y comodidad de utilización por parte del consumidor.

El proyecto Novovase, dentro del Programa de proyectos en colaboración en I+D+i promovido por el Instituto de la Pequeña y Mediana Industria Valenciana (Impiva), ha sido cofinanciado por los Fondos Feder, dentro del Programa Operativo Feder de la Comunitat Valenciana 2007-2013.

Noticias relacionadas

Domca diseña un plástico que conserva la carne más tiempo Domca diseña un plástico que conserva la carne más tiempo
La empresa granadina Domca SAU ha obtenido aditivos de origen...
350 ponentes analizarán el futuro del packaging en Hispack 350 ponentes analizarán el futuro del packaging en Hispack
La edición 2012 de Hispack no sólo reunirá las últimas novedades en...
El sector agroalimentario podrá reutilizar su CO2 gracias al proyecto Cenit Sost CO2 El sector agroalimentario podrá reutilizar su CO2 gracias al proyecto Cenit Sost CO2
Carburos Metálicos presentó el pasado 5 de diciembre los resultados...
Ainia desarrolla un nuevo sistema que detecta Listeria monocytogenes con mayor rapidez Ainia desarrolla un nuevo sistema que detecta Listeria monocytogenes con mayor rapidez
Ainia está liderando el proyecto Biolisme que ha logrado construir,...
Investigan productos naturales como alternativa de los antibióticos para el ganado porcino Investigan productos naturales como alternativa de los antibióticos para el ganado porcino
La Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, a través...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados