Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Descarga el estudio de la Comisión Europea sobre DOPs, IGPs y ETGs: un tesoro europeo de 75.000 millones de euros

Descarga el estudio de la Comisión Europea sobre DOPs, IGPs y ETGs: un tesoro europeo de 75.000 millones de euros

La Comisión Europea ha publicado un completo estudio sobre el valor económico de los productos con denominación protegida. En el mismo se señala que su volumen de ventas es de 74.760 millones de euros y que más de un 20 % de esa cantidad procede de exportaciones a terceros países. El estudio concluye que el valor de venta de un producto con denominación protegida es, como media, el doble que el de productos similares sin certificación.

El estudio puede descargarse desde este enlace a nuestra área de descargas de legislación y documentos de interés del sector cárnico.

Las figuras de calidad europeas son:

  • DOP: productos agroalimentarios, incluidos los cárnicos, y vinos
  • IGP: productos agroalimentarios, incluidos los cárnicos, y vinos
  • IG: bebidas espirituosas
  • ETG: especialidades tradicionales garantizadas que ponen de relieve los aspectos tradicionales de un producto, sin vincularlo con una zona geográfica específica.

El Estudio sobre los valores económicos de los regímenes de calidad de la UE, indicaciones geográficas (IG) y especialidades tradicionales garantizadas (ETG) se ha basado en las 3 207 denominaciones de productos protegidas existentes en los 28 Estados miembros a finales de 2017 (a finales de marzo de 2020, el total de denominaciones protegidas ascendía a 3.322). 

Según se desprende de los resultados, hay un claro beneficio económico para los productores en cuanto a comercialización e incremento de las ventas gracias a la gran calidad de estos productos, su reputación y al hecho de que los consumidores estén dispuestos a pagar más por adquirir el producto auténtico.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Valor de ventas significativo: en 2017, las indicaciones geográficas y las especialidades tradicionales garantizadas representaron conjuntamente un valor estimado de las ventas de 77 150 millones de euros, lo que representa el 7 % del valor total de las ventas del sector europeo de la alimentación y las bebidas, estimado en 1,101 billones de euros en 2017. De esta cantidad, casi la mitad procedía de los vinos (39.400 millones de euros), el 35 %, de los productos agrícolas y alimentarios (27 340 millones de euros) y, el 13 %, de las bebidas espirituosas (10.350 millones de euros). De las 3.207 denominaciones de productos que se registraron en 2017 (tanto IG como ETG), el 49 % eran vinos, el 43 % productos agroalimentarios y el 8% bebidas espirituosas.
  • Una prima de valor superior para las ventas de productos protegidos: el valor de las ventas de los productos examinados en el estudio era, como media, el doble del valor de las ventas de productos similares sin certificación. La tasa de la prima de valor fue de 2,85 en el caso de los vinos, 2,52 para las bebidas espirituosas y 1,5 para los productos agrícolas y alimenticios.
  • Una política verdaderamente europea: todos los países de la UE cuentan con productos cubiertos por denominaciones protegidas a nivel de la UE que son exponentes del patrimonio culinario tradicional de sus regiones y un motor económico para el sector agroalimentario nacional.
  • Exportaciones de indicaciones geográficas: las indicaciones geográficas representan el 15,5 % del total de las exportaciones agroalimentarias de la UE. Los vinos siguen siendo el producto más importante, tanto en términos de valor de ventas totales (51 %) como de comercio exterior de la UE (50 %). Estados Unidos, China y Singapur son los principales destinos de los productos con indicación geográfica de la UE y suponen la mitad del valor de las exportaciones de estos productos.

Para garantizar que la política de calidad de la UE siga cumpliendo su propósito lo mejor posible, del 4 de noviembre de 2019 al 3 de febrero de 2020 se inició una consulta pública en línea durante 12 semanas para recabar la opinión de las partes interesadas. Una de las principales constataciones fue que la mayoría de los encuestados se mostraron de acuerdo en que los regímenes de calidad de la UE benefician a productores y consumidores. El informe de síntesis ofrece una descripción detallada de los resultados de esta consulta pública.

Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados