Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Perspectivas a corto plazo para los sectores cárnicos: Informe de la Comisión Europea

Perspectivas a corto plazo para los sectores cárnicos: Informe de la Comisión Europea

La Comisión Europea ha publicado su informe de perspectivas a corto plazo para los sectores agroalimentarios. Un documento en el que plantea el escenario previsible para industrias como la cárnica tras la crisis del coronavirus COVID-19.

Un documento con apartados del informe correspondientes a datos macroeconómicos y datos específicos del sector cárnico puede descargarse desde este enlace a nuestra área de descargas de legislación y documentos de interés del sector cárnico.

En el mercado de la carne, el traslado del canal HORECA al consumo doméstico, y la capacidad de la venta al por menor para comercializar productos cárnicos adicionales pueden influir en la producción, en particular en el caso de la carne de vacuno y de ovino, que se ven más afectados. A pesar de los elevados precios, el crecimiento de la producción de carne de porcino se verá limitado por las restricciones ambientales y por el riesgo de peste porcina africana que aún persiste. Además, debido a la crisis de Covid-19, podría restringirse el transporte de animales vivos.

Porcino

En 2020, la producción de carne de cerdo de la UE debería crecer ligeramente, ya que la continua demanda de exportaciones de Asia, en particular de China, mantiene los precios altos y favorece el aumento del peso de los animales sacrificados. El crecimiento será impulsado por España, que está aprovechando la oportunidad de China. Las exportaciones de carne de cerdo desde España a ese mercado se duplicaron en 2019, y ahora representan el 28% del total de las exportaciones de la UE a China. En 2020, España se convertirá en el primer productor de la UE en número de animales sacrificados, aunque no en volumen debido a un peso de sacrificio más ligero que el de Dinamarca. El Covid-19 no debería afectar de manera significativa al mercado de la carne de cerdo, excepto para algunos productos específicos para la restauración (por ejemplo, lechones para asar en España y Portugal).

Los precios de las canales reaccionaron ligeramente al COVID-19, pero deberían continuar en niveles altos mientras continúe la demanda China. El principal riesgo sigue siendo la propagación de la PPA en la UE.

Se espera que el consumo per cápita descienda a 32,5 kg en 2020 (0,7 kg menos que el año anterior), ya que los altos precios favorecen a otras carnes, en particular las de ave.

Vacuno

La producción de carne de vacuno de la UE debería seguir disminuyendo en 2020 en los principales países productores en un 0,6%, ya que los rebaños son más pequeños y el precio de referencia de la UE está disminuyendo. El Covid-19 afectará a productos específicos, como los cortes de alto valor, debido al cierre del canal HORECA y su paso a venta en carnicerías y supermercados donde se venden con precios inferiores. La menor demanda y la menor disponibilidad de carne darán lugar a una nueva reducción del consumo de este tipo de carne en la UE hasta fijarse en 10,6 kg per cápita.

Avícola

En 2020, las exportaciones de carne de ave deberían seguir creciendo mientras la demanda siga siendo elevada, pero a un ritmo moderado, ya que los brotes de gripe aviar en algunos de los principales productores de la UE (por ejemplo, Polonia) han dado lugar a prohibiciones en los países por parte de algunos socios comerciales, incluidos los cuatro mencionados anteriormente. Esto ejercerá presión sobre las exportaciones de la UE y probablemente dará lugar a un cambio de las corrientes comerciales, excepto probablemente a China, donde Polonia es el único país de la UE que exporta volúmenes significativos en este momento.

Ovino y caprino

La producción de carne de ovino y caprino de la UE debería permanecer estable en 2020, tras un fuerte crecimiento en 2019 (+6 %), debido a rebaños más pequeños y a una desaceleración del crecimiento de la producción en Rumanía. La mejora de las perspectivas de exportación y el mantenimiento de los precios altos deberían impedir una disminución de la producción de la UE.

Dicho eso, el COVID-19 tendrá repercusiones en los mercados de carne de ovino y caprino. Los excedentes de los servicios de restauración de algunos países (ES, EL) no serán absorbidos por la venta al por menor. Además, la demanda estacional de Pascua y Ramadán no se materializará, y los animales listos para el sacrificio podrán ser congelados y dirigidos a la venta al por menor y al servicio de restauración en la segunda mitad del año. El coronavirus afectará al mercado presionando los precios a la baja.

Datos generales

Gracias a la demanda sostenida, la industria agroalimentaria de la UE ha sufrido relativamente menos daños en comparación con otras partes de la economía que se ven más afectadas por las medidas de bloqueo. Sin embargo, ha habido repercusiones específicas y algunos sectores se han visto más afectados que otros.

A pesar de estos primeros signos de resistencia, la profundidad prevista de la recesión económica afectará considerablemente a la demanda de alimentos, en particular la de productos de alto valor.

Queda por ver el alcance y la trayectoria de recuperación de la crisis actual, sobre todo por la asimetría de su distribución geográfica: comenzando por Asia, pasando por Europa y luego por América, con signos preocupantes en África.

 

 

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados