Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. EEUU se acerca al desabastecimiento de carne por el cierre de plantas de producción

EEUU se acerca al desabastecimiento de carne por el cierre de plantas de producción

El cierre indefinido de la planta de Smithfield Foods en Sioux Falls y, sobre todo, las declaraciones de su presidente en el sentido de que EEUU está "peligrosamente cerca del límite en términos de suministro de carne" han disparado las alarmas en ese país. De hecho, la industria cárnica estadounidense es protagonista en las noticias sobre coronavirus en ese país por el alto número de contagios que ha subrido entre sus trabajadores en la última semana lo que está llevando a empresas como JBS a cerrar sus plantas.

La planta de Sioux Falls es una de las mayores instalaciones de procesamiento de carne de cerdo en los EEUU (entre el 4 y el 5 % de la producción de carne de cerdo del país). Emplea a 3.700 personas y más de 550 ganaderos de empresas familiares independientes abastecen la planta.

“El cierre de esta instalación, combinado con una creciente lista de otras plantas de proteínas que se han cerrado en nuestra industria, está empujando a nuestro país peligrosamente cerca del límite en términos de nuestro suministro de carne. Es imposible mantener nuestras tiendas de abarrotes abastecidas si nuestras plantas no están funcionando. El cierre de estas instalaciones también tendrá repercusiones severas, quizás desastrosas, para muchos en la cadena de suministro, principalmente los ganaderos de nuestra nación. Estos granjeros no tienen a dónde enviar sus animales", señaló Kenneth M. Sullivan, presidente y director ejecutivo de Smithfield.

“Numerosas plantas (cárnicas) en todo el país tienen empleados positivos de COVID-19. Hemos seguido administrando nuestras instalaciones por una razón: para mantener el suministro de alimentos de nuestra nación durante esta pandemia. Creemos que es nuestra obligación ayudar a alimentar al país, ahora más que nunca. Tenemos una gran elección como nación: vamos a producir alimentos o no, incluso frente a COVID-19 ”, concluyó.

En preparación para un cierre completo, el martes se realizará alguna actividad en la planta para procesar el producto en inventario, que consiste en millones de porciones de proteína. Smithfield reanudará las operaciones en Sioux Falls una vez que se reciban instrucciones adicionales de los funcionarios locales, estatales y federales. La compañía continuará compensando a sus empleados durante las próximas dos semanas y espera evitar que se unan a las filas de las decenas de millones de estadounidenses desempleados en todo el país.

JBS cierra Greeley Beef 

JBS USA también ha anunciado el cierre temporal de las instalaciones de producción de carne de vacuno de Souderton y de Greeley Beef. Esta última cuenta con 6.000 trabajadores (es el mayor empleador del condado de Weld, Colorado) de los cuales 50 han dado positivo por coronavirus y ya se ha producido un fallecimiento, según funcionarios sindicales. En total, las muertes atribuidas a trabajadores de JBS en Estados Unidos son tres.. 

"Si bien la instalación de Greeley es fundamental para el suministro de alimentos de los Estados Unidos y los productores locales, la propagación continua del coronavirus en el condado de Weld requiere una acción decisiva", señaló Andre Nogueira, CEO de JBS USA. "Como miembros destacado de esta comunidad, creemos que debemos hacer nuestra parte para apoyar a nuestros profesionales de salud locales y los primeros en responder que lideran la lucha contra el coronavirus".

JBS USA opera más de 60 instalaciones de carnes, aves y alimentos preparados en todo Estados Unidos y ha experimentado muchas bajas debido al coronavirus. Así, 160 trabajadores de su planta de Cargill Inc. en Pensilvania, también han dado positivo;

Donald Trump

Además de las señaladas, son muchas las cárnicas estadounidenses que reportan afectados entre sus instalaciones, hasta el punto de que tanto Donald Trump como su vicepresidente, Mike Pence, se han referido a cómo está afectando el coronavirus en su industria cárnica. En concreto, Pence se refirió al caso de "una planta de carne de Colorado" con hasta 300 afectados por el coronavirus en una planta de carne de Colorado sin especificar si se trataba de casos en cuarentena o infectados. Por su parte, Trump habló de brotes en plantas de carne de Colorado.

En este contexto, fábricas de producción de carne de todo el país están reduciendo su producción y los sindicatos organizan huelgas en protesta por las condiciones de trabajo y la cercanía de trabajadores en las líneas de procesamiento. 

Acciones que se justifican con anuncios como el del sindicato de minoristas, mayoristas y grandes almacenes, muy fuerte en el sector avícola, que ha comunicado el fallecimiento de dos de sus afiliados de una planta de Tyson Foods en Camilla, Georgia.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados