Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

CARNIMAD muestra la realidad de carniceros y charcuteros durante la crisis del coronavirus

Durante el estado de alarma, los comercio especializado de la carne y derivados siguen abiertos. En la Comunidad de Madrid hay 2.590 empresas, una cifra que se eleva a 25.000 a nivel nacional. Todas ellas, tal y como informan desde CARNIMAD, están abiertos, salvo casos excepcionales de fuerza mayor.

Además, desde que empezó este estado excepcional, estos comercios especializados de proximidad han reforzado el servicio online y la entrega a domicilio, para garantizar el abastecimiento de las personas mayores y preservar la seguridad de los vecinos.

¿Pero cómo afrontan estos profesionales el estado de alarma desde sus comercios? Para averiguarlo, CARNIMAD ha entrevistado a algunos de estos “pequeños grandes héroes de la resistencia”, para conocer cómo están viviendo, desde primera línea, la pandemia algunos de los profesionales de la Comunidad de Madrid.

Tal y como señala la organización de los carniceros y charcuteros de la Comunidad de Madrid “algunos de ellos muestran su preocupación ante la situación. Esta les está obligando a modificar sus horarios, tras la poca afluencia en horario de tarde, pero todos abogan por la prudencia y la serenidad, ante un estado de incertidumbre, donde todos están intentando hacer lo mejor, desde la responsabilidad”.

Oscar Palomar es el Gerente de L’apetecible

El primer testimonio es el de Oscar Palomar, gerente de L'apetecible, un profesional que lleva desde el año 1997 atendiendo las necesidades de compra de carne de los vecinos de Fuenlabrada (Madrid).

Ante el estado de alarma reconoce estar preocupado por su salud y la de su equipo y en consecuencia están extremando las medidas de higiene y seguridad. “Además de las habituales en cuestión de limpieza, insistimos mucho en el lavado de manos tras cobrar a cada cliente”, nos traslada.

Además, para asegurar la seguridad de profesionales y ciudadanos, ha optado por reducir el horario de venta al público. Abren de lunes a viernes de 9:00 a 15:00 h. y los sábados de 9:00 a 14:00 h y ha aplicado restricciones de aforo, “para asegurar la seguridad de profesionales y ciudadano”.

Ante las noticias falsas o fake news que circulan sobre los problemas de abastecimiento, Oscar Palomar señala que no hay ningún problema en este sentido. “Durante la semana del 9 al 14 de marzo, hubo gran afluencia, y aunque después bajó y hemos reducido horarios, en ningún momento hemos tenido problemas para abastecer a los vecinos”, explica.

Ángel Clavo, charcutero en La Extremeña

Ángel Clavo es desde hace cuarenta años charcutero. Trabaja en La Extremeña, un establecimiento situado en la primera planta del Mercado de Barceló (Madrid) y entiende que es un servicio público y que como tal tienen el deber de estar ahí.

En relación a las ventas explica, que durante la primera semana de la crisis, del 9 al 14 de marzo, las ventas se dispararon, pero durante la semana pasada comenzaron a acusar una falta de clientes por las tardes, y aunque de momento no han cambiado su jornada y continúan abiertos en su horario habitual, estiman que si la situación se mantiene tendrán que cerrar por las tardes.

Al igual que para Óscar, para La Extremeña es clave la seguridad y tanto él como su personal trabajan con guantes, mascarillas, a lo que suman el lavado permanente de manos y la desinfección de los utensilios de trabajo.

Carnicería Hermanos Escudero

A unos pasos de La Extremeña se encuentra la Carnicería Hermanos Escudero. Una empresa familiar que Eladio dirige junto a su hermano Francisco, y en la que en estos momentos están acusando fuertemente el impacto del coronavirus, puesto que el 60 % de sus ingresos provienen del sector hostelería.

“Estamos abiertos durante todo el día. Al principio para que no hubiese aglomeraciones, pero ahora creo que somos de los pocos mercados que están abriendo en su horario habitual”, cuenta Eladio.

Como dato positivo, comenta que han comenzado a realizar muchísimos envíos por teléfono, e incluso han conseguido hacer algún nuevo cliente, gracias a su presencia en la página online del Mercado de Barceló y en otros sites de barrios aledaños.

Para garantizar la seguridad e higiene, los repartidores dejan el pedido en la puerta para evitar el contacto y se paga con tarjeta. Algo, como señalaban sus otros compañeros, imprescindible. En el punto de venta trabajan con mascarillas y guantes y disponen de botes de gel para ellos y para el público, a pesar de que la manipulación del producto en el punto de venta especializado se reduce, al ser tratado únicamente por el profesional.

Estrella Martín, de San Agustín de Guadalix

Estrella Martín trabaja junto a su marido en una pequeña carnicería familiar en San Agustín de Guadalix.

“En nuestro caso, lo que estamos haciendo es ser solidarios que es lo que se nos ha pedido. Teníamos que abastecer a la clientela, pero acortando el horario para preservar la seguridad, la nuestra y la de los clientes. Y así lo hemos hecho. Abrimos de lunes a sábado, de 9 a 14 horas”, explica

Para Estrella, su propuesta de valor es tener el mismo producto de calidad de siempre y que están abastecidos.

El clásico boca a boca es lo que mejor les está funcionando. Muchos clientes les están pidiendo para amigos, familiares, conocidos… Y muchos pedidos los están canalizando a través del teléfono.

“Desde el minuto uno, comenzamos a preparar los pedidos para que la gente no estuviese esperando y a nuestros mayores les servimos a domicilio con nuestro equipo”.

En este establecimiento que cuenta con 50 metros cuadrados, el público espera fuera y solo entran dos personas por turnos, algo que Estrella no ha tenido que imponer porque, según cuenta, el público está siendo “muy comprensivo y superobediente”.

Oferta formativa en CARNIMAD

CARNIMAD se suma a la campaña #EsteVirusLoParamosUnidos, y por ello, ofrece un 2x1 en formación online.

Hasta el 30 de abril, los socios de CARNIMAD y los no socios que estén suscritos al su boletín de noticias y les sigan en redes sociales podrán acogerse a esta promoción formativa, entre las que figuran cursos como el de manipulador de alimentos en la industria alimentaria; etiquetado y alérgenos; marketing y promoción en el punto de venta; entre otros.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados