Inicio / Noticias / Un proyecto del CTIC desarrolla kebab riojano y chorizo para musulmanes

Un proyecto del CTIC desarrolla kebab riojano y chorizo para musulmanes

El proyecto G+T Valora, impulsado con el apoyo técnico del Centro Tecnológico de la Industria Cárnica y el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria CTICCITA de La Rioja, ha desarrollado nuevos productos, como chorizo con ternera, apto para musulmanes, y kebab de ternera riojana.

Los resultados de este proyecto se han presentado en un seminario hispano-francés, celebrado en el CITC-CITA, como ha explicado Clemente Bea, gerente de uno de los colectivos participantes, la Asociación para la Investigación de la Industria Cárnica de La Rioja (Asicar).

En esta iniciativa, que se ha desarrollado durante tres años y financiada con dos millones de euros procedentes de fondos europeos, han participado como socios Asicar, la aragonesa Asociación de Productores de Vacuno del Pirineo y la francesa Pyrénées Genétique Bovins.

Bea ha explicado que el objetivo del proyecto es dar valor a las partes del vacuno menos utilizadas para lograr sacar al mercado un producto que “no existe”, incrementando, así, la cuota de mercado de las empresas y el interés del consumidor.

Desde 2009, los tres socios han trabajado juntos en la elaboración de quince productos propios de cada una de sus regiones, y los cinco “con más viabilidad” han sido presentados y catados en el seminario y con el que finaliza el proyecto, según ha dicho Bea.

Los asistentes han podido probar un kebab riojano de ternera, realizado con una técnica “más propia del embutido cocido, muy sabroso y muy competitivo en cuanto a precio”, ha añadido.

Los otros preparados elaborados en La Rioja, según sus datos, han sido carrilleras al vino tinto y chorizo de ternera, que puede ser apto para el consumo de la comunidad musulmana, que no come carne porcina.

Además, el proyecto también ha desarrollado en Francia mijoté de ternera y, en Aragón, marinados de ternera, que ya están siendo comercializados.

La asociación francesa se ha ocupado de la mejora genética de los quince productos, la aragonesa ha sido criadora, productora y comercializadora, mientras que la asociación riojana, a través del CTIC-CITA, ha aportado la I+D y su planta piloto, así como el estudio y valoración sensorial de los productos transformados.

Cada asociación ha desarrollado productos típicos de su región, pero han puesto en común los problemas surgidos y sus posibles soluciones, ha indicado el gerente de Asicar.

A lo largo del proyecto, se han desarrollado varias catas y se han realizado distintas elaboraciones con la colaboración de cocineros de las tres zonas participantes y, ahora, el siguiente paso será intentar la comercialización de estos productos que, según ha adelantado Bea, se realizará de forma conjunta.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba