Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
Los doctores María Luisa López Díaz-Ufano, José Luis Llisterri y José Manuel Fernández realizaron la presentación de la guía.
Los doctores María Luisa López Díaz-Ufano, José Luis Llisterri y José Manuel Fernández realizaron la presentación de la guía.

La carne roja, un alimento saludable dentro de una dieta variada y equilibrada

Semergen (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria) presentó en Madrid la guía “Importancia de la carne de vacuno en la alimentación de los españoles”. Con esta guía, realizada por miembros del Grupo de Trabajo de Nutrición de Semergen, en colaboración con la Fundación Española de la Nutrición (FEN), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria ha querido plasmar en un documento la evidencia sobre lo que supone el consumo de carne roja para que los profesionales médicos tengan información contrastada para dar consejos nutricionales a sus pacientes.

El Dr. José Luis Llisterri, presidente de Semergen, ha sido el encargado de presentar esta guía junto con el Dr. José Manuel Fernández y la Dra. María Luisa López Díaz-Ufano, coordinador y miembro del Grupo de Trabajo de Nutrición de Semergen, respectivamente.

Esta guía, tal y como ha explicado el Dr. Llisterri, se basa en “las últimas evidencias científicas sobre la relación entre la carne de vacuno y la salud” y pretende ser una herramienta frente a los "falsos mitos y bulos" que circulan, sobre todo en la red, acerca del consumo de la carne roja.

Beneficios del consumo de carne de vacuno

Tal y como han señalado los doctores, la carne de vacuno aporta grandes beneficios sobre la salud. Es un alimento rico en proteínas de alto valor biológico, con presencia de aminoácidos esenciales, que aporta vitaminas del grupo B y minerales, como hierro, potasio, fósforo y zinc, de elevada biodisponibilidad.

Los facultativos han afirmado que un consumo moderado de carne de vacuno (3 -4 raciones por semana) no incrementa el riesgo cardiovascular si se escogen piezas magras y retirando la grasa visible. Además, han señalado que este tipo de carne permite una gran variedad de cortes bajos en grasas, como por ejemplo la tapa, que posee menos cantidad de grasa bruta que la pechuga de pollo (2 gramos y 2,8 gramos de lípidos, respectivamente).

Asimismo, la Dra. María Luisa López Díaz-Ufano ha recomendado evitar “procedimientos culinarios en los que exista contacto directo con el fuego o frituras, prefiriendo los métodos de cocción que eviten el ennegrecimiento de la carne y la aparición de zonas quemadas”.

Además, durante la presentación de la guía Semergen ha querido constatar que pese a que en los últimos años el consumo de carne ha creado controversia debido a su relación con el desarrollo de enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular y el cáncer colorrectal, “todavía no se han encontrado estudios determinantes sobre la relación entre la incidencia de cáncer y el consumo de carne roja, entre la que se encuentra la carne de vacuno”.

Noticias relacionadas

Piden la reforma de la IARC por alarmar a la población con sus informaciones deficientes y confusas Piden la reforma de la IARC por alarmar a la población con sus informaciones deficientes y confusas
El Consejo Americano de Química ( ACC ) ha solicitado que se reforme...
Estudio de AHDB: Los consumidores se interesan por los beneficios de la carne roja Estudio de AHDB: Los consumidores se interesan por los beneficios de la carne roja
Un estudio realizado por AHDB en el Reino Unido confirma el...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados