Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Jamones Aljomar renueva su sala de despiece para reforzar la línea de fresco

Jamones Aljomar acaba de remodelar la sala de despiece de su fábrica en Guijuelo para mejorar las condiciones de elaboración del producto y optimizar los flujos de producción. Una decisión estratégica con la que pretende reforzar la división de fresco, encargada de la producción y distribución de sus carnes ibéricas, cuya demanda sigue en notable aumento, tanto en el mercado nacional como internacional.

Con una inversión superior a los 200.000 euros y un plazo de ejecución de 45 días, las obras realizadas entre julio y agosto han servido para implantar un novedoso sistema de extracción de humedad de la sala; así como para renovar los suelos y repanelar las paredes. Asimismo, se han realizado mejoras en el recorrido de vías para camales con el que optimizar el flujo de trabajo de la sala, desde la entrada de los cerdos ibéricos sacrificados hasta pasar después al obrador y secaderos.

Con esta renovación de la sala, Aljomar adapta sus instalaciones a las normativas y exigencias de nuevos mercados internacionales en los que está presente y refuerza una división de fresco en constante expansión. En la actualidad, sus carnes, jamones y embutidos ibéricos se exportan a más de 25 países de todo el mundo, al tiempo que refuerza su presencia nacional. Esta empresa familiar de Guijuelo, que pronto cumplirá sus primeros 25 años, mantiene una política de reinversión en infraestructuras, equipamiento y tecnología, que la convierten hoy en la empresa líder en fabricación de jamones y embutidos ibéricos de Guijuelo. En los más de 18.000 m2 de fábrica, la tecnología aplicada a los sistemas productivos está presente tanto en el sacrificio, como después en la curación y elaboración de los productos cárnicos, su etiquetaje o el almacenaje para las piezas procedentes de 50.000 cerdos anuales.

Esta nueva inversión en la sala de despiece se suma a la realizada recientemente para la adquisición de un moderno tren de etiquetaje automático de alta velocidad, que permite el pesaje y etiquetado de hasta 100 paquetes por minuto y con su sistema Unicode emite etiquetas en diferentes idiomas (japonés, chino, ruso, etc..).

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados