Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La carne de cerdo de capa blanca ayuda a conservar la masa muscular y a mantener los huesos

La carne de cerdo de capa blanca presenta una serie de ventajas para todas las franjas de edad y, en especial, para las personas mayores, según se destaca de la documentación que ha publicado Interporc. En las personas mayores, las proteínas contenidas en la carne de cerdo ayudan a conservar la masa muscular y a mantener los huesos en condiciones normales. Además, dentro de este grupo poblacional, a menudo se producen bajas ingestas de algunos nutrientes imprescindibles como el zinc, o la vitamina B6 que se pueden incorporar en el organismo a través de la inclusión de carne de cerdo en una dieta equilibrada.

Al igual que las proteínas, el zinc contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Además, el zinc también favorece la protección de las células frente al daño oxidativo y el mantenimiento de la visión en condiciones normales. Por otro lado, la vitamina B6 ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso.

Debido a su bajo contenido en grasa, ideal para la dieta, la carne de cerdo de capa blanca resulta también muy interesante para la alimentación en este grupo poblacional. Los cortes magros de la carne de cerdo, como el lomo, sólo contienen un 2,65 g de grasa por cada 100 g, menos que la que contiene un muslo de pollo (2,8 g por cada 100 g). Además, cerca del 70 % de la grasa de la carne de cerdo es subcutánea, por lo que se puede eliminar fácilmente.

Al ser un alimento con una gran versatilidad gastronómica, se puede incluir en multitud de preparaciones culinarias que se adapten a sus necesidades. La dieta de las personas mayores tiene que incluir alimentos que les aporten los nutrientes necesarios y además sean fáciles de masticar y digerir. La carne de cerdo de capa blanca resulta idónea, tanto por su aporte de proteínas y minerales, como por sus posibilidades culinarias.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados