Inicio / Actualidad sectorial / A partir del 31 de enero, Reino Unido exigirá certificación sanitaria a los productos de origen animal de la UE

A partir del 31 de enero, Reino Unido exigirá certificación sanitaria a los productos de origen animal de la UE

Por Beatriz DeparesResponsable de contenidos de Cárnica

A partir de mañana se introducen controles en la frontera para mercancías importadas al Reino Unido desde la UE, aunque no harán controles sistemáticos de las mercancías hasta el 30 de abril.

La introducción de certificados sanitarios para la entrada al Reino Unido estaba prevista originalmente para abril de 2021, seguida de controles físicos en junio de 2021, pero estos plazos se revisaron rápidamente debido a la falta de preparación en la frontera. Posteriormente, el riesgo de un aumento de los precios en un momento en que los consumidores del Reino Unido ya se enfrentaban a un rápido aumento de los costos de los alimentos ha sido un factor en los repetidos retrasos.

Por el contrario, la UE implementó el Modelo Operativo de Objetivo Fronterizo (BTOM) inmediatamente después de la salida del Reino Unido de la UE, el 1 de enero de 2021. A partir de esta fecha, se exigieron certificados sanitarios para carne y lácteos y certificados fitosanitarios para productos vegetales para todas las exportaciones del Reino Unido a la UE. También se introdujeron inspecciones físicas en las fronteras de la UE.

Periodo de adaptación

Pese a ello, no será hasta el 30 de abril cuando la medida se aplique plenamente ya que habrá un plazo de unos tres meses para probar que todos los sistemas de certificación de los Estados miembro de la Unión Europea funcionan correctamente y no hay ninguna interrupción en los flujos comerciales.

Así pues, el período de enero a abril de 2024 se utilizará como un período de “adaptación”, en el que se darán advertencias y consejos en lugar de rechazar productos. Sin embargo, en abril ya se introducirán los controles físicos y se endurecerán las normas.

Hasta entonces, advierte jefe de Área de la subdirección general de acuerdos sanitarios y control en frontera del MAPA, Jorge Justes, “aunque se introduce esta exigencia, no harán controles sistemáticos de las mercancías” aunque “los controles los podrán hacer en destino y es a partir del 30 de abril cuando todo tiene que estar perfectamente cuadrado para que no haya ningún problema a la hora de enviar las mercancías”.

Temor a una posible pérdida de competitividad

La introducción del BTOM, señalan desde la AHDB basándose en la experiencia de los exportadores del Reino Unido después de abandonar la UE, “provocará importantes perturbaciones, retrasos y añadirá costes a los bienes que entren en el Reino Unido”.

Según constatan, “en el período posterior a la introducción de las normas de la UE, el comercio cayó significativamente, más del 40 %. Incluso después de los problemas iniciales de papeleo incorrecto, largas demoras y cargas perecederas descartadas, muchos exportadores más pequeños del Reino Unido que no pudieron distribuir el costo de la certificación, las inspecciones y las demoras en todo un envío dejaron de exportar por completo”.

Aunque las medidas son ampliamente bienvenidas por los productores de carne y lácteos del Reino Unido, que sienten que finalmente se está nivelando el campo de juego con sus homólogos de la UE, “sin embargo, siempre hay ganadores y perdedores”.

Y advierten que “aunque algunos productos de la UE se vuelvan menos competitivos debido al aumento de los costos, la capacidad de los productores del Reino Unido para aprovechar esto es limitada”. Por ejemplo, indican, “la falta de capacidad en el procesamiento del sector cárnico y lácteo puede limitar las oportunidades de desplazar las importaciones”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio