Inicio / Actualidad sectorial / Lista de prioridades que el sector agroalimentario solicita al Gobierno ante su Presidencia en el Consejo de la UE

Lista de prioridades que el sector agroalimentario solicita al Gobierno ante su Presidencia en el Consejo de la UE

España va a asumir el próximo mes de julio la Presidencia del Consejo de la Unión Europea y, por este motivo, el sector agroalimentario le ha presentado al Gobierno una lista de prioridades que sirvan para garantizar la continuidad del trabajo en esa institución, ya que resulta una oportunidad importante para influir y dar forma a la agenda del próximo ciclo europeo.

Para la elaboración de esta hoja de ruta, representantes de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria se han reunido en el auditorio del Banco Sabadell de Madrid, a través de una jornada organizada por el Foro de la Alimentación Qcom.es, en donde se han expuesto las prioridades del sector y se han marcado además las pautas a seguir.

Las principales conclusiones recogidas en este documento son las siguientes:

Producción y transformación

Desde las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, junto a Cooperativas Agroalimentarias de España, se puso en el foco la forma sobre cómo abordar el cambio en el modelo productivo actual de cara al futuro, modelo que necesariamente debe enfocarse desde un marco basado en una agricultura con agricultores.

Las organizaciones estuvieron también de acuerdo en la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y el abastecimiento en un contexto marcado por la inflación, la guerra en Ucrania y los cambios geopolíticos tras la pandemia.

Además, la presidencia española ha de marcar los ritmos y las cuestiones a debatir en todos los reglamentos de sostenibilidad medioambiental y los objetivos del Pacto Verde para lograr un equilibrio que vaya más allá de la política agraria.

Otra cuestión que abordaron los participantes fue la necesidad de medidas para garantizar el relevo generacional en el campo, fomentando el modelo de agricultura tradicional y familiar.

Asimismo, los representantes recordaron además la necesidad de reajustar los presupuestos de la Política Agraria Común (PAC).

Respecto al Reglamento de Indicaciones Geográficas Protegidas, desde la presidencia de España han de establecerse las normas relativas a la protección de las denominaciones de origen (DOP) e indicaciones geográficas (IGP) de los productos agrícolas destinados a la alimentación humana.

Por último, se señaló la posibilidad de implantar una asignatura de agricultura sostenible y alimentación saludable que se pudiera incorporar en los planes de estudio de los jóvenes.

Distribución y restauración

Los representantes de la distribución señalaron como prioridad establecer normativas proporcionadas y armonizadas, que fomenten la libre y leal competencia en el mercado internacional, y una política comunitaria europea asentada en los principios de una regulación no discriminatoria entre los países que permita, a su vez, la libre circulación
de bienes y servicios.

La Unión Europea debe avanzar en la conclusión de los acuerdos comerciales con terceros países que favorezcan los intereses de las empresas europeas.

Señalaron también la necesidad de reconocimiento público del carácter estratégico del sector y que ello se vea reflejado en una legislación más favorable para la actividad empresarial, tanto nacional como europea.

Igualmente, se deben revisar los plazos para cumplir el Pacto Verde europeo, cuyas prioridades han cambiado desde 2019-2020.

También es necesario que se reconozca al sector como gran consumidor estratégico de energía, y que se haga lo posible por abaratar el coste de la energía en momentos tan complicados como el actual.

Además, es imprescindible revertir el impacto económico negativo de la baja calidad institucional en el sector comercio, cuyo impacto sólo en España alcanza los 8.840 millones de euros anuales.

Consumidores

En el bloque destinado al consumidor, se destacó la necesidad de garantizar el abastecimiento alimentario con el trabajo y el esfuerzo de todos y cada uno de los miembros de la cadena alimentaria. Esto sólo se producirá si somos capaces de permitir y establecer unas bases sólidas y tranquilas para el trabajo de todos los eslabones de la cadena.

Del mismo modo, se señaló como un tema importante para España el estar pendiente del Reglamento sobre envases y residuos, asegurando que respecto a la sostenibilidad medioambiental ‘vienen curvas’ con una serie de normativas muy potentes que van a afectar mucho al sector agroalimentario.

La negociación de acuerdos comerciales con terceros países y bloques comerciales como Australia, Chile, México y Mercosur también es otra prioridad. Los representantes señalaron la necesidad de exigir a la presidencia de la Unión Europea que establezca cláusulas espejo, es decir, requisitos comunes de producción tanto en España como en terceros países para realizar la importación a nuestro país.

Otra de las prioridades es la fiscalidad, donde se plantea la necesidad de reducir algunos impuestos como el IVA de los alimentos ya que no sirve de nada de cara a los consumidores si luego se incrementan los costes con impuestos como los de los gases fluorados o impuestos a las emisiones industriales.

Finalmente, con relación al etiquetado de los productos, los consumidores entienden que se deben de crear unos etiquetados fáciles de entender, donde el consumidor sepa exactamente lo que está comprando y lo haga con total seguridad.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio