Embutidos Martínez cierra 2022 con una reducción de sus beneficios del 46 %

Inicio / Actualidad sectorial / Embutidos Martínez cierra 2022 con una reducción de sus beneficios del 46 %

Embutidos Martínez ha cerrado el año 2022 con una facturación de casi 170 millones de euros, un 18,55 % por encima del ejercicio anterior, con una producción que rondó los 40 millones de kilogramos de producto.

Sin embargo y a pesar de estos datos, la empresa ha registrado uno de sus ejercicios más difíciles, ya que sus beneficios han experimentado una bajada del 46 %, generando un margen neto del 1,49 % que han significado 2,5 millones de euros.

La compañía española indica que estas cifras son atribuibles a varios factores originados por la tensión inflacionista en el mercado de las materias primas, con fluctuaciones de precios especialmente importantes en el caso de la proteína animal, además de un entorno convulso, a lo que hay que sumar también los costes disparados en energía.

Raúl Martín, director general corporativo de Familia Martínez, ha dicho que “ha sido un año complicadísimo, que hemos conseguido llevar adelante con el esfuerzo de toda la plantilla, con unos márgenes mínimos, que nos hacen plantearnos fórmulas para volver a una rentabilidad suficiente que nos permita mantener la sostenibilidad de la empresa para poder seguir invirtiendo, y mantener nuestro compromiso con los trabajadores. Hay que dar la vuelta a esta situación, que se prevé complicada para 2023″.

Ha añadido además que “ha sido un mal año en el que las empresas como Embutidos Martínez estamos asumiendo una subida de costes brutal que no estamos repercutiendo en su totalidad. Con el índice de precios industriales subiendo un 35,5 % durante 2022, la situación es muy complicada y se puede convertir en insostenible para el sector”.

2023 seguirá siendo un año complicado

Pese al entorno difícil, la empresa familiar ha continuado potenciando la promoción interna y la generación de empleo, y cuenta ya con más de medio millar de empleados, repartidos entre sus plantas.

De igual forma, la empresa, que busca eficiencia y eficacia, tanto de sus productos como de sus procesos, ha mantenido su plan de innovación y mejora continua para dar la mejor calidad, adaptándose a las necesidades del cliente.

Raúl Martín ha concluido diciendo que “teniendo en cuenta que más del 70 % del coste es materia prima, la subida media de las mismas en los últimos años ha superado casi un 80 %, lo que sumado al incremento en los convenios del 15,3 % y el coste desbocado de las energías nos dejan ante una situación tremendamente complicada. Debemos seguir con nuestro compromiso en seguridad alimentaria y calidad manteniendo nuestro plan de ahorro de costes para seguir adelante pese a la difícil situación económica”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio