Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Tomra presenta QV-P para la detección en línea de la 'pechuga de madera' del pollo

Tomra Sorting Food ha lanzado un nuevo analizador en línea Tomra QV-P para detectar de forma fiable la miopatía muscular de las pechugas de pollo y eliminar inmediatamente de la línea de procesado aquellas pechugas que no alcancen la calidad requerida, garantizando así un producto de calidad homogénea para el usuario final.

La producción avícola intensiva actual, en busca de aves de gran tamaño y con un rápido crecimiento puede generar varios síndromes musculares. La “pechuga de madera” es uno de ellos, una miopatía que se produce en los músculos del pollo, confiriéndoles una textura leñosa y dura a la masticación. Fue la Universidad de Bolonia quien primero describió el síndrome, y posteriormente el Nofima, Instituto noruego para la investigación alimentaria, trabajó en su detección industrial en base a la tecnología trasflectiva de Tomra.

Según la propia Universidad de Bolonia, en Europa occidental, del 5 al 10% del pollo muestra este síndrome de miopatía muscular y aunque su consumo no implique riesgo alguno para la salud, sí se ve afectada la percepción de la calidad del producto. En España sucede lo mismo que en los países de su entorno, donde el gradual crecimiento del consumo del pollo trae aparejados idénticos efectos.

Para paliar el problema la industria avícola se ha preocupado de comprobar de forma manual la calidad del producto, revisando una por una las pechugas. Ahora, con TOMRA QV-P, los productores españoles también dispondrán de una solución automática y en línea para la comprobación y clasificación de las pechugas de pollo, una herramienta necesaria para la mejora de la calidad de su producto y la toma de decisiones sobre el mismo.

El analizador TOMRA QV-P les brinda permite detectar las posibles desviaciones en la calidad del producto debidas al síndrome de la pechuga de madera. Gracias a esta nueva aplicación de automatización de los procesos de control y de análisis los productores de carne de ave consiguen una mejora en la calidad, una calidad continuada y estable, mayor productividad y un ahorro de costes y de tiempo, además de una reducción de pérdidas debido a errores humanos.

Con una capacidad de análisis de hasta 240 pechugas de pollo por minuto, y en hasta tres filas en una misma cinta transportadora, TOMRA QV-P utiliza la tecnología de espectroscopia de interactancia, que penetra la carne en profundidad para analizar la estructura orgánica del producto, determinando así su composición interna.

Tomra QV-P no necesita consumibles, ni requiere ningún contacto del equipo con el producto, no requiere apenas mantenimiento, ni tampoco paradas frecuentes, por lo que se puede utilizar de manera fiable en procesos industriales alimentarios que llevan largos tiempos de ejecución.

Noticias relacionadas

Tomra Sorting Food instala un equipo QVision en la línea de producción de chorizo de Salaisons Jouvin Tomra Sorting Food instala un equipo QVision en la línea de producción de chorizo de Salaisons Jouvin
Tomra Sorting Food ha instalado un equipo QVision en Salaisons...
TOMRA Sorting Food se afianza en España TOMRA Sorting Food se afianza en España
TOMRA desarrolló una importante actividad en España durante 2016...
Tomra lanza el analizador de grasa Fatscan Tomra lanza el analizador de grasa Fatscan
Tomra Sorting Food ha lanzado una nueva versión, Tomra FatScan para...

Enlaces patrocinados