Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La guardia civil investiga la clasificación irregular de 11.000 corderos con la IGP Lechazo de Castilla y León

El Consejo Regulador de la IGP Lechazo de Castilla y León está colaborando con la Guardia Civil y la Junta de Castilla y León en una investigación por delitos contra la propiedad industrial y falsificación, en la que podrían verse afectados hasta 11.000 corderos. En total, son cuatro las personas implicadas acusadas de no respetar los estándares de calidad de la IGP y hacer pasar, entre otras irregularidades, a corderos de origen francés (de características y precio muy distinto) por animales con sello IGP Lechazo de Castilla y León. 

La operación tuvo una fase inicial en la que la Guardia Civil trabajó junto a Itacyl (Instituto Tecnológico y Agrario de Castilla y León) y el Consejo Regulador de la IGP para tener todos los datos necesarios sobre la IGP. A continuación se están desarrollando dos fases operativas: Una basada en la detección de irregularidades en la clasificación de los corderos y otra en la que se investiga a algunos operadores.

En la correspondiente a la clasificación de los corderos, se ha investigado a dos marcadores de la IGP por un presunto delito de falsificación de documento. En concreto, se considera que no realizaban correctamente la selección de los corderos, mintiendo a la IGP acerca de los controles que realizaban sobre la trazabilidad de los animales. Podrían haber utilizado etiquetas y vitolas falsas que entregaban a algunos operadores (hasta 3.500) para que las utilizasen en corderos que no pasaban los controles de calidad exigidos por la IGP.

En la fase de investigación de empresas, se han detectado irregularidades en un operador que mezcó hasta 7.500 animales no controlados con los que sí respondían a las normas de la IGP. Esta investigación podría estar relacionada con la que ya se desarrolló en febrero y que afectó a una empresa de Riaza.

Además, en el marco de la investigación ha declarado el anterior director técnico de la IGP debido a irregularidades detectadas en el registro informático de la IGP. En concreto, se investiga un supuesto delito de falsificación de documento.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados